LO QUE SE REPLICA EN LATINOAMÉRICA

Hay quienes escuchan o leen las noticias en los medios de comunicación, principalmente tradicionales, y creen que son realidades locales que afectan solo a ese país, verdades absolutas que inciden en la opinión pública.  En cierta medida sí, pero, si vamos más allá y optamos por medios alternativos, especialmente de investigación, o medios de otros Estados, vemos que esas realidades no están tan aisladas de otros países y que hasta, en ocasiones, se interrelacionan.

Por ejemplo, en Ecuador es conocido el caso de sobornos que se destapó tras una publicación periodística de los portales “Mil hojas” y “La fuente”, donde se evidenció los datos de los aportes de empresas públicas e instituciones privadas para campañas electorales y que, a cambio, en lo posterior, recibirían millonarios contratos con el sector público.

Así mismo, en Perú, el medio de comunicación digital “Ojo público” reveló los contratos adjudicados de manera irregular por parte de todos los niveles del Estado a través de su investigación “Funes: 40% de las contrataciones con el Estado Peruano tienen riesgo de corrupción”

En este último caso, este medio creó un algoritmo denominado “Funes”, que, según el mismo, es una herramienta que “analiza miles de datos en contrataciones públicas del Estado peruano, e identifica relaciones políticas y financieras a través de un modelo algorítmico que pondera escenarios de riesgo de corrupción en Perú”

Y en medio de todos estos entramados de corrupción en Ecuador y Perú, por citar dos de los muchos países que viven estos casos, aparece el nombre de la empresa Odebrecht la que aportó para campañas electorales y con la que se mantuvo contratos para ejecutar obras públicas y las cuales presentan problemas de sobreprecio y fallas técnicas en ambos países.

En Ecuador, esta empresa, destaca en la investigación “Arroz verde” mientras que en Perú en “Lava Jato” y el seguimiento de estos casos lo evidencian también los medios de comunicación de Brasil, país de origen de dicha empresa. Tal es el caso de “Folha de Brasil”.

Estos son referentes de muchas realidades que afectan a un país pero que también trascienden a nivel de Latinoamérica, por el hecho de interrelacionarse como se explicó anteriormente. No obstante, sin el trabajo periodístico de datos no se podrían denunciar o visibilizar estos casos para promover y exigir un Estado democrático y transparente.

De ahí la importancia de la utilidad de datos latinoamericanos para poder contextualizar, dotar de sentido y contrastar el tratamiento de hechos locales.

 

Buen uso o no de los datos

En los casos referidos, los medios se valieron de bases de datos o informes que contienen datos, que en su momento los interpretaron y sintetizaron de tal modo que el lector o usuario final pueda entender, reflejándolos también de forma visual.

Por ejemplo para la creación del algoritmo Funes, generaron una base de datos a partir de la  información del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), Infogob, Sunat, proveedoras y otras bases vinculadas a registros empresariales y conexiones políticas.

Para el caso de “Arroz verde” se valieron de informes que se filtraron tras un allanamiento en las sedes que se establecieron durante las campañas electorales del partido político Alianza País.

Estos medios se fundamentaron y usaron de forma periodística, neutra, los datos. Sin embargo, estas representan publicaciones que citan las fuentes que contienen los datos originales, es decir si partimos desde estas investigaciones sería desde una interpretación dada de la base de datos. Oportuna y óptima para no empezar de cero, siempre y cuando sea un medio cuyo trabajo periodístico -ético sea comprobado.

Be Sociable, Share!