(Actividad) Encuesta de Empleo del Tiempo

Las estadísticas de tiempo libre son una buena forma de conocer a la población de un país. Los datos que aporta la encuesta me parecen cruciales para determinar la forma de ser de una sociedad por cómo distribuye su tiempo. Además siendo la esencia humana una cuenta atrás y nuestra vida el espacio para gestionarlo, ¿qué puede haber más importante que saber cómo ocupamos nuestro tiempo?

En primer lugar, conocer las costumbres pueden ser muy importantes, para las empresas y negocios, interesados siempre en averiguar las necesidades de la personas para poder satisfacerlas con sus productos.

En segundo lugar, los datos son valiosos para las instituciones gubernamentales, ya que les permite conocer mejor al pueblo que les ha votado: sabiendo si trabajan mucho o poco, si son personas que dedican el tiempo suficiente a su familia, a informarse a través de medios de comunicación, o si hacen deporte. También servirían, como se describe en la metodología para las cuentas nacionales del sector hogar.

El sector laboral y social también puede estar muy interesado para la creación de políticas relacionadas con el tiempo del trabajo (tal y como se expone en la metodología). Además puede ayudar a hacer una fotografía de la sociedad en desigualdad social, por ejemplo.

En tercer lugar, la encuesta de tiempo libre puede utilizarse para intentar predecir el comportamiento, es decir, al comparar los resultados de las encuestas de diferentes años, podemos ver cómo la población se inclina más por unas costumbres que por otras. Así podríamos ver, por ejemplo, cómo ha cambiado la forma en que emplean el tiempo libre los jóvenes de ahora en comparación con los jóvenes de hace 20 años.

Por otro lado, la encuesta del uso del tiempo puede tener muchas más aplicaciones, como la informativa, ya que el conocimiento de sus resultados al detalle puede desvelar factores susceptibles de ser noticia. Se me ocurre un ejemplo sencillo que tiene que ver con los estereotipos. A los españoles siempre se nos ha visto como personas a las que le gusta la diversión y la fiesta. Pues podría comprobarse a través de esta encuesta si otros países emplean el mismo tiempo en diversión que nosotros, para ver si es un cliché acertado o no es para tanto. Aunque, tendría que establecerse una distinción a la hora de contestar las preguntas entre fines de semana y días laborales para ver cómo cambian sus costumbres.

Sin embargo, y como primera limitación en el caso español, para llegar a comparar en el tiempo, como ejemplificaba antes con las costumbres de los jóvenes, sería necesario contar con varios resultados de encuestas y España solo tiene dos (2002-2003 y 2009-2010). Por lo que la primera limitación es su periodicidad: el documento la define como variable porque no es obligatoria en los Presupuestos y no se considera como una prioridad frente a otras encuestas.

Relacionada con la primera limitación, creo que en vida social y diversión deberían incluirse las relaciones a través de redes sociales, ya que pueden ser consideradas una forma de diversión y socialización a la vez, como por ejemplo, comunicarse con un amigo por videollamada (Skype, FaceTime u otros sistemas).

En segundo lugar, y estudiando más a fondo la metodología, pienso que hay aspectos que deben adaptarse a nuestro tiempo como la inclusión en el apartado de medios de comunicación, la forma de consumir medios digitales como un epígrafe en sí mismo y no como un ejemplo de lectura de periódico.

Otro aspecto en el que introduciría cambios sería el apartado de trayectos. A mi juicio sería muy valioso estudiar el medio por el cual las personas se mueven diariamente. Así podría conocerse la evolución del transporte, si el transporte público tiene la aceptación que debería o si la gente busca alternativas (por ejemplo en las grandes ciudades existen sistemas como car2go que están siendo muy demandados). Así no tendrían que hacerse encuestas específicas en esta materia y sería fácilmente mencionable en esta.

Después, en el nivel de los ejemplos hay algunos que me han llamado especialmente la atención como actividades que se consideran normales en nuestra sociedad. Quizá se hayan quedado algunas obsoletas. Por ejemplo, que se considere un ejemplo de actividad culinaria “matar un cerdo o una gallina para consumo posterior en el hogar”. Sorprendente es también también que en la cantidad de deportes que se ejemplifican no se mencione la danza o que tampoco se la incluya en actividades artísticas. Por último, me ha llamado la atención que el consumo de drogas este en el apartado de comidas y bebidas, ya que podría ser interpretado para algunos ciudadanos una forma de diversión.

En conclusión y a rasgos generales, ya que la encuesta podría comentarse en varios párrafos más, considero que es muy completa, pero aunque sus orígenes en Europa datan del siglo pasado, en España no llegó hasta principio de los 2000. Y ese, a mi juicio es su principal fallo: su falta de periodicidad fija y su tardanza en llegar a nuestro país. Por terminar con alguna ventaja más, me han parecido bastante amplias las definiciones que aporta de hogar, ya que éste puede adoptar muy diversas formas (estudiantes o parejas del mismo sexo, por ejemplo). Crucial es también, que está abierta a diferentes edades, nacionalidades y situaciones económicas, por lo que permite conocer la diversidad de los hogares que residen en nuestro país.

 

 

 

Be Sociable, Share!