Transparencia, fundamental para el periodismo de investigación

El crecimiento de Internet y las plataformas tecnológicas ha obligado en el último tiempo a que los gobiernos y las entidades que lo conforman utilicen la herramienta como un aliado para comunicar sus acciones, pero a la vez ha permitido que se creen espacios con los que la ciudadanía tiene la posibilidad de recibir información mucho más amplia como presupuestos, gastos, e inversión público. Esto es parte de la tendencia de los Gobiernos Abiertos.

En el caso de Perú, el país cuenta con un plan para la transparencia desde 2011 en el que participaron para su creación representantes del Estado y de la sociedad civil, según el portal del Open Government Partnership. El mismo trabaja en cuatro pilares fundamentales que son: mejorar el acceso a la información pública, promover la participación ciudadana, incrementar la integración pública y mejorar el gobierno electrónico.

Uno de los apartados del plan está la creación de portales de información pública, los que deberían ser amigables y de fácil acceso. Perú cuenta con una página llamada Transparencia; sin embargo, al ingresar a la misma se puede ver que si bien existe el portal el mismo no cuenta con información relevante, solamente se describe de qué se trata el sitio y en la pestaña de Glosario (de la que se despliegan apartados) al pinchar en alguno aparece un mensaje de “no se han encontrado coincidencias”.

Para acceder a la información hay que hacer una búsqueda previa de la institución de la que queremos datos o acceder a la página web oficial de la organización y pinchar en ‘Portal de transparencia” para que se abra, ahora sí, con coincidencia. Por ejemplo, si se busca Presidencia ya aparecen datos sobre ese despacho, uno de los apartados es la de los bienes y contratos que ha realizó la institución; en esto se refleja el punto sobre la transparencia en las adquisiciones del Estado. El plan tiene un punto en el que se busca la creación de portales para informar sobre ello.   Sin embargo, puedo darme cuenta que el acceso a dicha información se torna confusa y larga, ya que para encontrarla hay que pasar por varios filtros dentro de la página y no aparecen los documentos colgados directamente, sino que hay que hacer una búsqueda de los mismos. Esto en el trabajo periodístico retrasaría los tiempos y para el ciudadano común se tornaría complejo el llegar hasta los documentos.

Otro de los apartados del plan es sobre las modificaciones a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, haciendo un barrido rápido por noticias sobre este tema en Perú encontré que se implementó un tribunal que será el encargado de poner en acción dicha ley; y que actualmente se trabaja en que la información esté disponible de forma electrónica. Para este 7 de enero, según medios peruanos, se tenía previsto analizar la Ley en el Congreso. Esto es un hecho importante porque, desde mi experiencia como periodista en Ecuador; en donde también existe una Ley de Transparencia, en muchas ocasiones no se cumple porque uno pide información y las instituciones responden que lo solicitado no está contemplado para hacerse público o que no disponen de dicha información. Además, suele ser común que la información que entregan es básica y no a profundidad, lo que dificulta el proceso del periodista para buscar esos datos. Es fundamental que tanto entre instituciones y funcionarios se socialice el uso de la Ley y se obligue su cumplimiento.

Es importante que la ciudadanía tome conciencia sobre el tema y busque las herramientas para estar informados, más allá de los boletines oficiales de las instituciones o la información que los medios les entregan. A través de mecanismos de transparencia la gente puede corroborar los datos y con ello exigir que se cumplan sus derechos o claridad sobre los recursos, que al final es dinero de la ciudadanía. Aunque la gente puede acceder a los datos, es el valor agregado de corrobarlos lo que hace el periodista de investigación.

Be Sociable, Share!