Datos en América Latina, el desafío de contar historias

Los datos son fríos. Contundentes. Son atractivos, casi irresistibles para lectores y observadores de los medios de comunicación en general. Pero rara vez alcanzan a transmitir de verdad los contornos más profundos de las historias humanas. Quizás por eso acaparan las primeras planas de los periódicos sólo en contadas ocasiones. Son capaces de destapar el escándalo, pero se quedan cortos a la hora de ir al fondo de las crisis.

Captura de pantalla 2019-02-19 a las 17.08.12

Esto resulta claro al analizar la más reciente investigación sobre datos publicada por el periódico costarricense La Nación. Su apartado Data presenta una serie de reportajes y otros contenidos dedicados a profundizar en los feminicidios y los abusos sexuales contra menores de edad, del sexo femenino, en diversos países de América Latina.

En “Pequeñas inocentes”, como ha sido titulado el informe principal, las estadísticas ocupan sólo una parte. El reportaje impacta a los lectores por las imágenes que ofrece de las víctimas, las fotografías de sus familiares, las descripciones de sus historias y los videos recopilatorios de sus historias. En este caso lo datos ocupan un lugar secundario, ya que las estadísticas consultadas por los autores (Gustavo Arias y Patricia Recio) son limitadas. Ni siquiera son destacadas en los espacios principales, por ejemplo en el diseño. Más efecto provocan en el lector los rostros de los familiares y las ubicaciones geográficas de los feminicidios registrados en los últimos años.

Captura de pantalla 2019-02-19 a las 16.37.28

Aún así, algunos datos numéricos ayudan a identificar (en un gráfico interactivo sobre las edades de las víctimas), ciertos patrones presentes en los homicidios. De hecho, la búsqueda de patrones es el hilo conductor detrás de este trabajo, que incluye material producto de una colaboración con otros periódicos a nivel regional, gracias al cual se pueden identificar las características de un fenómeno que parece no estar circunscrito únicamente a Costa Rica.

En este caso, la colaboración entre colegas de diversas naciones permite unir fuerzas, maximizar beneficios y descubrir cuán extendido están los homicidios de menores en los principales países del continente. Los datos recopilados resultan elocuentes y demuestran la importancia del trabajo en equipo no sólo para presentar al propio público situaciones variadas, sino -también- para ofrecer enfoques innovadores.

El tema elegido por los periodistas para esta investigación (que también incluye videos y podcast) es actual y muy atractivo, ya que responde a una ola de sensibilidad mediática sobre el rol de la mujer en la sociedad moderna.

Captura de pantalla 2019-02-19 a las 16.37.07

La redacción de los diversos reportajes incluidos se constató como sencilla y de fácil comprensión para el lector medio. Una parte de la investigación (Homicidios y abusos sexuales tocan a niñas latinas) tuvo un enfoque más frío, apegado a los números y a las descripciones generales de los episodios. Otros reportajes (Pequeñas inocentes, 10 voces apagadas y Las Silenciadas) concentraron más su atención en el relato de las historias y sus protagonistas.

Por otra parte, de un análisis general realizado sobre el sitio web La Nación Data se concluyó que uno de los aspectos desfavorables de ese proyecto es que la mayoría de los productos que ofrece se encuentran cerrados al gran público y sólo pueden ser consultados mediante un pago especial. Este es el motivo por el cual se centró el estudio para el presente post sólo en los últimos reportajes que se ocupan de la situación de las mujeres menores de edad.

Be Sociable, Share!