Divorcio homosexual en España, fenómeno en crecimiento

En apenas cinco años, el divorcio homosexual en España se disparó llegando a crecer más del doble de los matrimonios entre personas del mismo sexo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), entre 2013 y 2017 la tasa de separaciones entre las uniones gay aumentó en un 92 %, mientras que en el mismo arco de tiempo las bodas crecieron un 41 %.

Los divorcios gay constituyen un fenómeno realmente nuevo en España, producto de la histórica y discutida ley del matrimonio homosexual aprobada el 3 de julio de 2005. Ese mismo año se registraron en el país unas 914 uniones. El año siguiente crecieron hasta tres mil y, desde entonces, las cifras se estabilizaron en torno a los dos mil, con un mínimo de 1648 (en 2013) a un máximo de 2323 (en 2017).

Pero sólo en el año 2013 el INE comenzó a registrar el fenómeno de los divorcios gay. Ese año se contabilizaron 542 rupturas, en el siguiente 864 y luego todo fue en aumento, en un crecimiento exponencial y mucho más acelerado que la tasa de matrimonios. De todas maneras, según los datos más actualizados (correspondientes a 2017) el número de enlaces entre personas del mismo sexo prácticamente duplica la cantidad de divorcios.

Un párrafo aparte merecen los tipos de separaciones que, como ocurre también con las parejas heterosexuales, en su mayoría se dan “de común acuerdo”. En los años 2013, 2014 y 2015 esta clase ascendió exactamente al 85 %, mientras en 2016 al 91 % y en 2017 al 82 %.  El resto de los divorcios se resolvió por la vía del litigio.

Be Sociable, Share!