Los inicios de la Guerra Fría

 

La Segunda Guerra Mundial, fue un momento histórico que sentó las bases para un giro en los protagonismos de las grandes potencias mundiales, y trajo consecuencias de diversos niveles para los países participantes.

Las pérdidas a nivel humano fueron de gran tamaño, se estima que entre 50 y 70 millones de personas perdieron la vida. Los países más afectados en este sentido fueron Polonia, Alemania, y la URSS.

A nivel territorial, también hubo grandes destrucciones, en especial en Alemania y el territorio europeo en donde se desarrolló el eje principal del conflicto.

Estas pérdidas, junto con el deterioro económico y social, permitieron que las potencias europeas que antes de la guerra ejercían un liderazgo a nivel mundial, se debilitaran. En contraposición a esto, los protagonistas que se alzaron luego del conflicto fueron Estados Unidos y la URSS.

Al ser Europa el territorio principal de la guerra, fue allí donde se registraron los mayores territorios arrasados, así como también grandes pérdidas humanas, para países como Alemania y Polonia especialmente, y también grandes pérdidas a nivel económico, para Gran Bretaña.

 

159877911_c4ef5364a0_z

Hacia los últimos años del conflicto, en 1943, se realizó la conferencia de Teherán, entre Roosevelt, Churchill, y Stalin. Esta reunión comenzaría a sentar las bases para poder establecer las condiciones de paz y la culminación de la guerra.

Ya más próxima al final de la guerra, en febrero de 1945, se realizó la conferencia de Yalta, que reunió a los mismos participantes. Allí se planearon las condiciones para el futuro de Alemania y su desmilitarización.

 

RV-AN075_YALTA2_GR_20140328174652

 

Aquí también se planea la división de Alemania en cuatro zonas que serían regidas por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, y La URSS.

Además, los asistentes de la conferencia,  se proponían lograr que los países afectados por el nazismo pudieran liberarse y sentar las bases para su futuro democrático por medio de elecciones.

Por medio de todo esto se buscaba un orden mundial de paz, y para proteger este orden se decide comenzar a organizar las Naciones Unidas.

 

ac01861

 

Posteriormente, y algunos meses luego de la rendición alemana, en agosto de 1945 se celebró la conferencia de Potstdam, a la que acudieron Stalin,  Truman reemplazando a Roosevelt, y Atlee, reemplazando a Churchill.

Allí se  empieza a organizar la Europa de postguerra. Para ello, se comienzan a reorganizar las fronteras territoriales de los países afectados por el conflicto; se empiezan a preparar los tratados de paz para los países que habían estado del lado alemán durante la guerra; y también se empiezan a fijar las bases para gobernar al territorio alemán dividido entre las cuatro potencias vencedoras.

No obstante, con el paso de los primeros años, se fueron marcando diferencias entre los  cuatro países que tenían el dominio sobre el territorio alemán, y en 1948 se celebró una conferencia en Londres, en la que Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y el Benelux, decidieron unirse y formar la República Federal Alemana. Esto generó el bloqueo de la ciudad de Berlín por parte de la URSS, que tenía el control del sector restante, y la división del territorio alemán en dos sectores (Este y Oeste), que duraría hasta el final de la Guerra Fría.

En el sector occidental se aplicó el Plan Marshall, aprobado en 1948, cuyo objetivo era reconstruir el territorio europeo afectado por la guerra. Este plan contó con una gran ayuda monetaria por parte de Estados Unidos. La cual permitió que las grandes potencias europeas resurgieran en el aspecto territorial, y también en el sector económico. Este plan promovía el libre comercio entre estos países, y beneficiaba de este modo también a la ampliación de la economía norteamericana.

Por otro lado, también se firmó la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en 1949, formada por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Canadá, Bélgica, Italia, Holanda, Luxemburgo, Portugal, Noruega, Dinamarca, e Islandia. Esta alianza tenía fines militares, y su objetivo principal era formar una unión entre estos países, para poder asegurar la defensa conjunta en caso de que alguno de sus países miembros fuera atacado.

Por su parte, el sector oriental, en 1949 creó el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) como contraposición al plan Marshall. Estaba integrado por la URSS, Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Bulgaría, Rumania, Albania y la República Democrática Alemana. El fin de este consejo era facilitar las relaciones y la ayuda económica entre sus países miembros, y que estos cooperaran entre sí para permitir un desarrollo económico mayor e igualitario.

El tratado de mayor relevancia en el bloque oriental fue el Pacto de Varsovia, firmado en 1955. Firmado por todos los países de Europa del Este con  excepción de Yugoslavia, este acuerdo surgía como respuesta a la creación de la OTAN por parte del bloque occidental, y tenía como fin la unión y la defensa militar conjunta en caso de que hubiera una agresión contra alguno de los países que lo conformaban.

Luego de la guerra, y durante todo el período de la guerra fría, se generó una división del mundo en tres grupos:

— Países del primer mundo:

Liderados por Estados Unidos, representantes del sistema capitalista, eran las llamadas democracias occidentales. Con una gran estabilidad a nivel político y económico, y regidas por la democracia como régimen político, estas naciones experimentaron luego de la guerra, un crecimiento económico veloz y a pasos agigantados. Se incrementaron los volúmenes de producción y esto generó mayores puestos de empleo, con una intervención del estado para asegurar que esta estabilidad se mantuviera. De la mano de esa mayor producción, también se generó el consumo de masas.

— Democracias socialistas: lideradas por la URSS, representantes del sistema comunista. En estos países, el estado cumple un rol total y tiene un control absoluto de todos los poderes gubernamentales, y también tiene un rol fundamental a nivel social. Es el encargado de asegurar el cumplimiento de las necesidades básicas de todos los ciudadanos.

— Países en desarrollo: el resto de los países, la gran mayoría a nivel mundial,  dependen de las economías de los países industrializados. Estos países suelen estar ubicados al sur del Ecuador, y sus economías son muy inestables, dependiendo a nivel comercial de los países del primer mundo. Los niveles de calidad de vida suelen ser muy bajos, con un gran porcentaje de analfabetismo, pobreza, y mala calidad de la salud.

Durante todo el período que duró la Guerra Fría, hubo una constante tensión entre los dos bloques principales, y este tercer bloque de países subdesarrollados dependía de las economías de los países industrializados pertenecientes a los bloques enfrentados.

 

Bibliografía adicional: 

Villares, Ramón – Bahamode, Ángel (2015): El mundo contemporáneo, Madrid, Taurus.

 

Be Sociable, Share!