Las teorías normativas y el mundo real

El 10 de febrero del 2012, el diario argentino Crónica publicó en su tapa una foto de Jazmín de Grazia hallada muerta en el baño de su casa. La modelo y conductora argentina había fallecido cuatro días antes, ahogada en la bañera de su departamento de la ciudad de Buenos Aires.

La tapa se titulaba “Pobre Jazmín. Así la encontraron muerta”, y la imagen principal iba acompañada de otra más pequeña, en un recuadro, que indicaba que se habían encontrado “la cocaína, la birome y la tarjeta de crédito en el plato” haciendo referencia a los hallazgos policiales en el departamento de la modelo.

La tapa generó una inmensa polémica, ya que se cuestionaban varios límites que el diario había cruzado con esta publicación. En primer lugar, el debate se generó en torno al origen de las fotos, ya que al haberse producido la muerte en su casa y no en la vía pública, el acceso a estas imágenes implicaba que los periodistas las habían conseguido por medio de alguien que hubiera estado presente en el lugar de la muerte.

La principal acusación sobre la comercialización de las imágenes caía sobre los policías que se hallaban presentes al encontrar a la joven. Finalmente, tres años después de la publicación, la justicia procesó a dos policías y a siete periodistas por la difusión de las fotos de la conductora muerta.

Esto demuestra la falta de moral en la conducta de los periodistas que realizaron la publicación, especialmente en un aspecto tan delicado como la muerte de una persona. El fin informativo de los medios ya no parece la meta principal de muchos medios de comunicación, que con el objetivo de captar la atención de la audiencia faltan el respeto a la privacidad y la intimidad de los ciudadanos.

Según el artículo 32 del Código de Ética del Foro de Periodismo Argentino, “El periodista debe respetar la privacidad de las personas. Sólo cuando se viera afectado un bien o valor público por un aspecto relacionado con la intimidad de una persona, puede prevalecer el derecho a la información de los ciudadanos por sobre la privacidad de un particular.”

En esta publicación, este artículo no se cumple, ya que la imagen es innecesaria para la noticia y no añade información indispensable para el entendimiento del suceso, sino que solo busca despertar asombro en la audiencia y de este modo vender más ejemplares.

La crítica que se realiza a los medios de comunicación en relación a su tendencia al sensacionalismo y los escándalos, puede verse reflejada en la polémica generada por la tapa de Crónica. Luego de que saliera a la venta esta edición del diario, el escándalo se generó en torno a la morbosidad de las imágenes, y se dejó de hablar de la muerte de la modelo, para pasar a debatir sobre el apoyo o el rechazo a la publicación.

Por otro lado, la utilización de estas imágenes demuestra como el mercantilismo influye en los medios de comunicación y su competencia por una mayor audiencia. Si lo morboso llama la atención del público y genera mayores ventas, se hace lo que sea para lograrlo. En este caso, llegando al extremo de priorizar el escándalo por sobre el derecho de privacidad de la persona muerta y de su entorno.

 
Bibliografía

(6 de febrero de 2012). Confirman que Jazmín de Grazia murió ahogada. La Nación. Recuperado de http://www.lanacion.com.ar/1446380-investigan-las-causas-de-la-sorpresiva-muerte-de-jazmin-de-grazia

(3 de julio de 2015). Periodistas y policías procesados por publicación de fotos de la modelo Jazmín de Grazia sin vida; Luis Ventura en lista. Uypress. Recuperado en http://www.uypress.net/auc.aspx?61321

Código de Ética del Foro de Periodismo Argentino, 2006, art. 32. Recuperado en http://www.fopea.org/etica-y-calidad/codigo-de-etica-de-fopea/

Be Sociable, Share!