Campañas legendarias de publicidad: David Ogilvy

David Ogilvy nació en 1911 en Inglaterra. Es uno de esos personajes de la historia reciente que sirve de inspiración para muchos otros. A sus 38 años era un desempleado más,  habiendo desempeñado muy diversos oficios, como de cocinero en el Hotel Majestic. No tenía experiencia de marketing y nunca realizó escrito alguno.  Junto a Hewitt emprendieron el negocio  bajo el nombre de Ogilvy, Benson & Mather.  .  En 1978, fundó la agencia que se convertiría en  Ogilvy & Mather. Empezó sin cliente y un equipo de dos personas, convirtió  su compañía en una de las ocho empresas de publicidad más importantes del mundo. En la actualidad tiene más de 450 oficinas en 169 ciudades.

Uno de los primeros anuncios realizados por esta agencia fue “Guinness Guide to Oysters”. En 1951 un desconocido sastre de camisas acudió a él y Ogilvy creó la imagen de un hombre con un parche luciendo una de sus camisas (“The man in the Hathaway Shirt”) esta campaña funcionó durante más de 20 años . Otra campañas muy conocidas y recordadas fueron para Schweppes y Rolls-Royce.

Una de las claves de Ogilvy es el énfasis que hace en la “Brand Image”, cada anuncio forma parte de una inversión a largo plazo de la personalidad de la marca.

Los anuncios se hacen para vender, ya que esos anuncios que venden construyen marcas. Ogilvy predicaba con el ejemplo, ayudó a marcas más que  conocidas como American Express, Ford, Shell, Barbie, Pond´s y Dove entre otras  (“Only first class business, and that in a first class way.”)

Otra premisa de David era su firme creencia en que el éxito de una campaña de cualquier producto se basaba en el conocimiento del consumidor.

Siguió las reglas básicas como son la búsqueda, posicionamiento del producto, desarrollo como imagen de marca y evidentemente tener una gran idea.

c947887b37591083c423f99f8c701053

 

 

 

 

 

 

 

Foto: www.reasonwhy.es

Tomando a Dove como ejemplo, el producto podría ser cualquier jabón para hombres, pero David eligió posicionar ese producto en el nicho de mujeres, más concretamente mujeres con piel seca. Para lograr este posicionamiento aparte del estudio del público objetivo y consumidor en potencia y del propio producto, es necesario una fuerte campaña promocional para estar presente donde la audiencia se encuentra.

¿A quién va dirigido el mensaje? ¿Qué piensa? ¿Cuáles son sus necesidades? Las respuestas a estas preguntas ayudan al diseño de una campaña adecuada cuya finalidad debe ser que se venta ese producto.

En el anuncio aparece la palabra “Darling” (cariño), la tarea de investigación y conocimiento del consumidor en potencia lleva  a David a consultar a encuestas de cientos de psicólogos, esa palabra estaba en el top por su impacto emocional.  De aquí la  importancia de un buen titular para captar la atención. “Obtén un gran titular y habrás invertido correctamente el 80% de tu dinero.”

Tras lograr captar la atención hay que convencer a la audiencia y convertir el producto como único.   Otra premisa, de las muchas que tiene David Ogilvy, es la de decir la verdad pero hacer que ésta resulte fascinante.

Dove ofrecía y ofrece un jabón que hidrata la piel  como valor añadido.

Hoy en día tras más de 25 años las campañas de Dove han seguido el guion iniciado por David Ogilvy.

Dove-ad-campaing-retro-modern

 

 

 

 

 

 

Fuentes:

http://postcron.com/es/blog/david-ogilvy-los-7-mandamientos-imprescindibles-que-todo-marketinero-debe-saber/

http://www.ogilvy.com/About/Our-History/Ogilvy_Mather.aspx

http://www.hardtofindseminars.com/David_Ogilvy.htm

 

 

Be Sociable, Share!