Las encuestas en los medios de comunicación

Como bien sabemos, las encuestas se han convertido en una herramienta poderosa para medir las opiniones de las personas sobre diferentes temas y sacar conclusiones de ello.

Hoy en día, muchos medios de comunicación basan sus noticias en encuestas, bien sea realizadas por ellos mismos, o por empresas que se encargan de este trabajo. Pero hay que tener cuidado, pues no todas las noticias publicadas en base a encuestas pueden ser ciertas del todo.

Hay aspectos que debemos tomar en cuenta, como quién realizó la encuesta, cuántas personas han participado, cómo se ha elegido la muestra de la población, o mediante qué método se llevó a cabo la encuesta. A partir de estos parámetros podríamos determinar si una encuesta es buena o mala, o si es fiable o no.

Un ejemplo de un buen modelo de encuesta es el de una nota realizada por Kiko Llaneras para El País, donde predice quién va a ganar las elecciones, según las encuestas.

El modelo se alimenta de encuestas y tiene en cuenta su precisión histórica. Además, para realizar la predicción se simularon las elecciones 15.000 veces.

Predicción de escaños por partidos.

Predicción de escaños por partidos.

Según la metodología utilizada, se aplicaron cuatro pasos: primero, agregar y promediar las encuestas, este promedio está ponderado para dar distinto peso a cada encuesta según tres factores: el tamaño de la muestra, la casa encuestadora y la fecha; segundo, proyectar ese promedio sobre cada provincia, antes de calcular los escaños es necesario estimar el porcentaje de votos de cada partido por provincia; tercero, incorporar la incertidumbre esperada, en este paso se estima la precisión de los sondeos, calculando el error de las encuestas en España y además se elige el tipo de distribución que este caso es multivariable; y por último, simular 15.000 elecciones para repartir escaños y calcular probabilidades, es decir que cada modelo se ejecuta 15.000 veces.

Una muestra del resultado de las 15.000 simulaciones.

Una muestra del resultado de las 15.000 simulaciones.

Sin embargo, como lo he dicho antes, no todas las encuestas resultan fiables o “buenas”. Un ejemplo de noticia elaborada mediante una encuesta mala es la reciente publicación del periódico ecuatoriano El Comercio, donde se dice que “en Ecuador aún resulta más atractivo estudiar en una universidad que ir a un instituto”.

imagen 3

¿Por qué la encuesta en la que se basaron no es fiable? Por varias razones:

Primero, la muestra que usaron es de 3.054 personas, que no fueron elegidas aleatoriamente, sino que se trató más bien de un modelo de encuesta voluntario, ya que el medio publicó un sondeo en su página web y quienes querían participar lo hacían. El segundo problema es que al tratarse de una encuesta online no todas las personas tienen la misma posibilidad de participar, ya que habrá un buen número de estudiantes que no cuente con acceso a internet y que por lo tanto no estarán tomados en cuenta.

Además, de esa muestra de 3.054 personas no se sabe cuántos de ellos son estudiantes de secundaria, que en este caso sería el público objetivo para la encuesta, ya que la nota se trata sobre el examen “Ser bachiller” que rinden los estudiantes antes de ingresar a la universidad. Tampoco se conoce el error muestral de la encuesta.

Es por eso que a la hora de trabajar con encuestas debemos tener cuidado con la metodología que empleamos, para no cometer errores como estos que nos lleven a noticias no fiables.

 

Be Sociable, Share!