Casticismo en el ADN argentino

Desde un punto de vista europeísta, pensar en iberoamerica es pensar en un conjunto de países de escasa relevancia con el único punto en común de hablar todos el mismo idioma: el español. Tras esta sandez de brocha gorda se esconde un profundo desconocimiento de la idiosincrasia iberoamericana, tanto a nivel político como humano. Iberoamérica no solo recoge el acerbo cultural de identidad propia y común de la hispanidad sino que aúna lo mejor y lo peor de lo que en España se denomina “castizo”. Esto es, las virtudes, pero, sobre todo, los defectos del ser español.

De estos defectos vamos a centrarnos en el más típico. En el país del Buscón, el Lazarillo o los pícaros en general, es normal que aquellos que ostentan cargos poderosos tiendan a meter la mano en lo que es de todos para beneficio exclusivamente suyo. Si lo hace el oficinista que se lleva a su casa la grapadora, el funcionario que arrampla con los folios de un mes o el vecino que se conecta a su wifi sin permiso, cómo no lo va a hacer el político. Es cuestión de escala.

Esta tradición castiza no es una apropiación cultural iberoamericana sino que está imbricada en la genética hispana. Ejemplos de desfalcos de jefes, tiranos, dictadores o abusones se encuentran en toda la historia de los jóvenes países, reflejo de otro sentimiento arraigado en el costumbrismo español: “tonto el último”. Un buen ejemplo de cómo se trata de evitar o, al menos, visibilizar este tipo de comportamientos es mediante la prensa iberoamericana, que debería contar con suficientes fuentes para hacer públicos los movimientos económicos de los poderosos.

Para ello, vamos a centrarnos en el periódico La Nación de Argentina, y los últimos informes, basados en datos, que ha realizado para visibilizar las variaciones en el erario de los presidentes del país.

Patrimonio de ex presidentes

Comenzamos con el análisis de la evolución de la fortuna de Mauricio Macri y Cristina Fernández de Krirchner. El artículo comienza con una declaración de intenciones.

Captura1

Pasando a desglosar los movimientos de Cristina Kirchner mediante declaraciones juradas, a través de una interesante herramienta de visualización donde, además, se puede consultar declaraciones juradas de años anteriores y descargar los datos.
Se completa con las declaraciones de renta de la ex presidenta.

Captura2

Para Macri el análisis es similar, con el añadido de que se incluye una cantidad no declarada.

Captura3

De todas formas, parece que las fuentes de La Nación son de consulta propia, y su única herramienta de consulta son las declaraciones de renta y juradas de ambos presidentes. En cualquier caso, es un muy buen trabajo de visibilidad.

Trasparencia

Siguiendo con estas herramientas, en este artículo se reflexiona sobre las ventajas de la trasparencia de las provincias argentinas en la rendición de cuentas. De esta forma, el periódico elabora un estupendo mapa donde se visualiza la evaluación de la trasparencia y su clasificación. Es decir, se informa a la población sobre la transparencia gubernamental de la localidad donde viven, poniendo en evidencia las no muy abiertas políticas de los dirigentes locales.

Captura4

Precio de productos

En la labor informativa de todo medio de comunicación se encuentra la divulgación de datos públicos relevantes como el IPC. Esto es especialmente sensible en un país donde se ha sufrido tanto en este sentido. En este artículo, La Nación ofrece una estupenda herramienta donde se puede seleccionar un periodo de los últimos años y comprobar la inflación (en la imagen, ¿qué ha pasado los dos últimos septiembres para que suba tanto?).

Captura6

Renta básica

Al hilo de esto último, parece ser que fue el propio Instituto INDEC (el INE de Argentina) el que avisó de la subida gradual de los precios del IPC.

Fue este tuit el que generó el artículo en cuestión, donde se verifica con datos del propio INDEC con un gráfico similar al visto en el artículo anterior.

Captura7

Aplicación: supervisión de productos básicos

La pregunta, tras los artículos anteriores, sería qué ha subido de precio y qué me puedo permitir. Para ello, La Nación elabora esta magnífica aplicación donde se puede comprobar la variación en el precio de los productos que integran los valores del IPC, con la posibilidad de parametrizar el resultado en función de la composición del hogar, la renta, etc. La aplicación es en tiempo real y permite elegir productos y elaborar una cesta de la compra (changuito) a medida.

Captura8

Conclusiones

  • La Nación cuenta con pocas fuentes de datos oficiales y lo suple con recopilaciones propias.
  • Aun así, hace un excelente trabajo de visualización y explicación de la realidad a través de los datos.
  • Da la impresión de que las herramientas de visualización que ofrece son de elaboración propia.
  • Es muy agradable, y en España se debería tomar nota, que los datos estén a disposición fácil, inmediata y gratuita del lector que los requiera.
  • El control al gobierno es moderado tirando a alto, algo que en España solo unos pocos periódicos realizan esgrimiendo datos.

La necesidad de mayor transparencia gubernamental es evidente en cada artículo.
Como vemos, Argentina no se libra de su herencia “castiza” española. Al menos, trata de enmendar este defecto intrínseco realizando un gran esfuerzo por visibilidad la realidad del país.

Be Sociable, Share!