La inversión en investigación privada supera a la pública en España

La investigación privada supera a la pública en España

La investigación privada supera a la pública en España

Un estudio del Instituto Nacional de Estadística mide la contratación de personal tanto en la investigación en I+D+I de ámbito público como privado. Los datos dibujan una tendencia clara. La inversión privada en investigación es superior a la inversión pública. Aunque ambas han sufrido los reveses de la crisis económica, la investigación privada se ha recuperado mejor que la pública. De hecho, en 2016 las Administraciones Públicas tenían 20.663 personas contratadas, mientras que las instituciones privadas tenían 47.222 personas contratadas.

En el periodo 1981-2016, la media de personas contratadas en investigación en las Administraciones Públicas es de 12.690,64 personas, una cifra inferior a la media de las personas contratadas para investigar en las instituciones privadas, cuya media es de 22722,48 personas contratadas.

Otros datos descriptivos estadísticos nos dicen que en el momento de menor contratación de personal investigador en administraciones había 2839 personas, mientras que el menor dato de contratación en las privadas es de 3226. Por el contrario, en el momento de mayor contratación de personal investigador de carácter público se llegaron a contratar a 24.377 personas, mientras que en las instituciones privadas esa cifra es de 47.222.

Hasta en sus mejores momentos la inversión pública en investigación ha estado por debajo de la privada. La comparación de las medias de la investigación pública y privada bajo el test estadístico T de Student viene a corroborar esta hipótesis, ya que al realizar el test de comparación de medias estadísticas, el resultado es que la diferencia entre la inversión en contratación de personal investigador en las administraciones públicas y privadas es significativa.

Comparación de medias estadísticas de la inversión en contratación de personal investigador

Comparación de medias estadísticas de la inversión en contratación de personal investigador

La correlación entre ambas series de datos también es “estadísticamente significativa”, según el coeficiente de correlación de Pearson.

Análisis del coeficiente de correlación de Pearson en la inversión en personal investigador

Análisis del coeficiente de correlación de Pearson en la inversión en personal investigador

La serie histórica también explica cómo ha sido la evolución de la inversión en contratar personal investigador en instituciones públicas y privadas. En 1981, año en que el INE empieza a recoger los datos,  ambas tendencias partían de posiciones similares. De hecho, a comienzos de los ochenta, la inversión pública (3.632 personas contratadas) era superior a la privada (3.226 personas contratadas).

La evolución de ambas tendencias es al alza y la diferencia no es muy grande. Hasta que llega el año 1999. En aquel año, había 11.935 personas trabajando en investigación y desarrollo en instituciones públicas y 15.178 en instituciones privadas. Con el comienzo del nuevo milenio, el personal investigador en instituciones privadas se dispara. Hay 46.153 personas trabajando como investigadores en instituciones privadas en 2009 frente a 24.165.

La crisis económica afectó de forma general a la contratación en personal investigador. Las cifras empiezan a reducirse, aunque la pública aumenta en 2010 hasta 24.377 pero luego sufrió un descenso hasta las 19.962 personas contratadas en 2015. La inversión privada siguió manteniendo su alta diferencia en personal investigador respecto a la pública y la crisis provocó menos despidos, ya que el descenso fue de 45.377 personas en 2010 hasta 45.151 en 2015. En 2016 ambas tendencias experimentaron una ligera sunbida. 20.663 personas trabajaron como personal investigador en las administraciones públicas, mientras que en las privadas fueron 47.222 personas.

Be Sociable, Share!