El periodismo iterativo: La estrategia para contar la actualidad en una página web

Cada medio de comunicación tiene un lenguaje. En los comienzos de la radio o la televisión, los locutores se limitaban a leer textos no escritos para el oído, pero,  con el tiempo, fueron llegando los recursos sonoros, las cortinillas, las señales horarias, o la adaptación del propio texto al corte de audio correspondiente o el recurso de imagen que aparecía en pantalla.

Con el periodismo que se desarrolla en Internet está ocurriendo lo mismo. El lenguaje, y los recursos que lo acompañan, se adaptan a la web. Hasta las estrategias de publicidad se han adaptado, apareciendo técnicas como “Brand content”, “storytelling” o transmedia, entre otras. Y, en las redacciones dedicadas a seguir la actualidad, el periodismo “iterativo” se impone como la estrategia a seguir en busca de clicks que reporten beneficio económico a la vez que comodidad a los lectores.

La composición de un mensaje periodístico en una redacción dedicada a la actualidad ya no sigue los mismos patrones que el periodismo tradicional en papel. En el modo tradicional, se contaban todos los detalles en la misma información, dejando un ladillo tras otro hasta completar la crónica y permitir que el lector tuviera una visión completa de todo. Como los capítulos de un libro que se leen de forma lineal, de principio a fin.

En el periodismo iterativo, cada parte de la historia protagoniza su propia “entrada” en el gestor de contenidos que utilicemos para llegar al público. No se lee de principio a fin, sino de hipervínculo en hipervínculo, tratando de enganchar al lector al final de una pieza para que pinche en la relacionada y aumentar visitas.

Esta técnica se impone cuando una redacción dispone de una información fruto de un trabajo de investigación y filtración, especialmente, si se trata de un medio digital, ya que entra en juego la dosificación de la información a lo largo del tiempo con el objetivo de marcar la agenda política y mediática.

El caso del máster no merecido de Cristina Cifuentes, desvelado por eldiario.es, es un ejemplo de cómo aplicar la estrategia del periodismo iterativo. Si en un libro, cada parte de la historia merece un capítulo, en la página web, cada detalle de la historia se merece una entrada.

La primera información sobre este escándalo destapó un caudal enorme de información que a 24 de abril de 2018 ya ocupa 13 páginas repletas de enlaces a diferentes contenidos que giran en torno a la misma historia. La noticia que lo origina todo se publica el 21 de marzo de 2018 y desde entonces no paran las informaciones relacionadas.

Todo se podría haber contado en una misma pieza. Pero acabaría resultando demasiado extensa para los hábitos de lectura en Internet, especialmente en móvil, que es el soporte más utilizado.

Dejando a un lado artículos de opinión y reacciones políticas y judiciales derivadas del escándalo, podemos encontrar piezas que continúan la historia. En la primera se cuenta el qué, y en el resto, se ahonda en los detalles del cómo y el por qué. Aparecen nuevos personajes, y la magnitud de esta historia de corrupción se hace más grande con cada nueva revelación que nos lleva a entender las relaciones entre ellos.

Cristina Cifuentes aplaudida por sus compañeros del PP Fuente: Wikipedia

Cristina Cifuentes aplaudida por sus compañeros del PP
Fuente: Wikipedia

Otro ejemplo de difusión del periodismo de investigación en la era digital, adaptado a las dinámicas del periodismo de actualidad, es la difusión de la investigación de los Paradise Papers, y sus ediciones anteriores, coordinadas por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

En este caso, la historia es tan grande y compleja, que cada país tiene sus propias subtramas. De este modo, pudimos saber que el dueño de Terra Mítica creó su imperio desde Las Islas Vírgenes, (El Confidencial); que siete grandes donantes del partido Republicano de Estados Unidos guardan su dinero en paraísos fiscales (The Guardian); o cómo Glencore tiene 107 sociedades offshore gracias a su relación con Appleby (Le Monde), entre otras muchas historias más.

Todas ellas responden a una gran historia, resumida por La Nación en un célebre gráfico en su perfil de Tableau con motivo de los Panama Papers: Cómo funcionan las sociedades offshore y qué efectos tienen a nivel mundial y local.

La Nación y los Panama Papers Fuente: https://www.lanacion.com.ar/1886348-panama-papers-asi-funcionan-las-sociedades-offshore

La Nación y los Panama Papers
Fuente: https://www.lanacion.com.ar/1886348-panama-papers-asi-funcionan-las-sociedades-offshore

Todos estos ejemplos demuestran que la clave para contar una historia, fruto de una investigación profunda, es dosificar la información y generar cuantas más piezas posibles mejor. De este modo, no sólo crece cuantitativamente la cantidad de informaciones, sino que las webs también se benefician de la red de enlaces que llevan al lector, enganchado por la historia que estemos contando, a repetir el gesto de pinchar en cada contenido relacionado y aumentar así el número de visitas que recibe la web y los beneficios que conlleva.

 

Be Sociable, Share!