La dura tarea de elegir la compra o la inversión más conveniente

En la actual crisis económica, debemos pararnos a pensar detenidamente en nuestros hábitos de consumo. Pero sobre todo reflexionar en los comportamientos que intervienen en el momento de realizar una compra. Porque, muchas veces, la familia, el entorno cultural o nuestra clase social influyen, inconscientemente, en nuestras decisiones más importantes. 

compra

En primer lugar, debemos tener en cuenta que existen cinco elementos externos que afectan directamente al comportamiento del consumidor: Las influencias culturales, la clase social a la que pertenecemos, los valores familiares, los grupos de referencia y, por último, nuestras creencias personales. Para asimilar mejor estos conceptos, los vamos a relacionar con el artículo “Pautas para elegir con acierto el colegio de tus hijos”, del diario ABC.es.

El texto del ABC trata sobre la gran responsabilidad que lleva tomar la mejor decisión, a la hora de elegir el colegio de nuestros hijos. Esto es un claro ejemplo de una compra reflexiva y muy complicada. Voy a empezar por las influencias personales, que me parecen las más relevantes. La mayoría de las decisiones que tomamos vienen de nuestros gustos particulares. En este caso los niños irán a un colegio que satisfaga los deseos más profundos de los padres. En muchas ocasiones pueden presentarse desacuerdos entre ambos, por que no crecieron con las mismas costumbres, o lo que es importante para uno, para el otro es insignificante. Por otro lado, he de mencionar que, también, los medios de comunicación juegan un papel relevante en nuestros pensamientos personales.

En segundo lugar, está la influencia familiar. Es más que obvio que si queremos formar nuestra propia familia, vamos a tener muy presente la educación y los valores que nos enseñaron nuestros padres y familiares. Este factor determina un gran papel en muchas compras, por mencionar otro ejemplo, los productos que preferimos para hacer aseo, darle sabor a nuestras comidas, o lavar la ropa, sin duda vamos a elegir los que utilizaban nuestras abuelas y madres. Seguimos con las influencias culturales, un asunto relevante en la actualidad, porque nos encontramos en la era de la información. Hoy más que nunca nos preocupamos por que los niños de futuro creen sus propios juicios, y sobre todo a que desarrollen diferentes actividades deportivas, hablen varios idiomas, amen la lectura, etc. Pongo otro ejemplo,  personal, el hecho de nacer en un país Latinoamericano y, vivir y criar a los hijos en uno europeo. Asimismo, ésto me lleva  a reflexionar; que los extranjeros nos volvemos consumidores de los productos de nuestros países de origen, sin importar el precio.

Continuamos, con la clase social a la que pertenecemos, un punto clave para realizar todas las compras e inversiones que precisamos. Porque, por más cultura, valores o buen gusto que tengamos, sin la capacidad  adquisitiva, lastimosamente no podemos elegir aquello que creemos lo mejor. También, con la actual crisis financiera, las opciones de salir adelante o de tener una mejor calidad de vida ( en lo referente a lo material) son cada vez más escasas. Sin duda, el dinero nos condiciona más del 90% de nuestras determinaciones de compra. Por último, tenemos los grupos de referencia, que son los grupos sociales de los que formamos parte. Están los amigos, compañeros de trabajo, conocidos, etc. Si un buen amigo lleva a sus hijos a determinado colegio y da buenas referencias sobre él, muy posiblemente a nosotros también nos interese.

También, unido a lo mencionado anteriormente encontramos dos conceptos importantes: los roles de compra y los tipos de comportamiento.

Roles de compra

-Iniciador: la llegada de los hijos inicia la necesidad de buscar lo mejor para ellos.

-Informador: los padres recogen la información necesaria de cada colegio y sobre todo de las necesidades y capacidades de cada niño.

-Influenciador: aquí se recogen todas las influencias mencionadas anteriormente.

-Decisor: ambos padres opinan, no obstante, la mayoría de las veces las mujeres toman muchas de las decisiones referentes a los más pequeños de la casa.

-Comprador: si los dos padres trabajan, harán juntos efectiva la compra. Pero generalmente son los padres los que desembolsan el dinero.

Usuario: los infantes son los que al final van a usar el servicio.

Tipos de comportamiento de compra

-Complejo de compra: diferencias entre los colegios seleccionados tales como: la ubicación, el precio, la actividades, etc.

-Reductor de disonancia cognitiva: no se ve muchas diferencias entre las marcas. En las opciones, aveces se presenta que tenemos dos o más colegios muy similares. Aunque se nos hace más difícil escoger, siempre hay un pequeño detalle que nos hace inclinarnos por alguno en especial.

-Habitual de compra: un buen ejemplo sería llevar a los  hijos al mismo colegio donde estudiamos nosotros mismos.

-Búsqueda variada: se evalúa la calidad de cada colegio. Teniendo en cuenta muchos de los aspectos que engloban este texto.

En conclusión, cada individuo tiene una serie de necesidades que debemos satisfacer. Para ello tenemos que buscar la información necesaria, donde podamos evaluar los diferentes productos y/o servicios, para  así  elegir, la que nos parezca, la mejor opción de compra o inversión. En este punto juegan un papel relevante las estrategias de marketing de cada empresa, que por medio de la publicidad, consiguen  persuadir a los consumidores.

Be Sociable, Share!