Polémica por veto a medios de comunicación en la Casa Blanca

Como hemos podido ver en el tema 10 de la asignatura Teoría de la Comunicación II, todos los días las noticias nos cuentan lo que no podemos experimentar directamente, sin embargo, tenemos a los medios de comunicación y sus noticias para que nos acerquen y nos permitan observar todo aquello de lo que no hemos sido testigos. Pero a veces suceden escándalos periodísticos generando polémicas en los medios de comunicación.

Aquí os dejo uno de los escándalos periodísticos que he encontrado más reciente y actual.

En resumen el escándalo provocado por la Casa Blanca es el veto a la asistencia de medios de comunicación como son la CNN, Politico o The New York Times a una sesión informativa informal (conocida como ”gaggle”) del portavoz presidencial, Sean Spicer. Los reporteros de los tres citados medios no pudieron acceder a la oficina de Spicer en el Ala Oeste de la Casa Blanca, no obstante permitiendo la entrada a periodistas de medios conservadores afines como el diario Washington Times y la web Breitbart.

”Nada de esto ha sucedido nunca en la Casa Blanca en nuestra larga historia de cubrir a múltiples Gobiernos de diferentes partidos”, afirmó el director ejecutivo de The New York Times, Dean Baquet, en un comunicado.

El presidente de la Asociación de Corresponsables de la Casa Blanca, Jeff Mason, afirmó en un comunicado que emitirá una protesta sobre cómo ”se ha manejado el ‘gaggle’ de hoy”. La medida tuvo lugar después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, volviera a atacar a grandes medios de comunicación, a los que llamó ”deshonestos”, el ”enemigo del pueblo” y divulgadores de ”noticias falsas”.

He aquí mi análisis:

Los agentes de este suceso claramente son dos, por un lado tenemos los tres reporteros y por otro lado tenemos a Sean Spice, portavoz presidencial, que ha vetado la entrada de estos al ”gaggle”. En este caso nos encontramos con los tres agentes (reporteros) que son testigos de un suceso y deciden compartirlos con otras personas, lo que viene siendo en este caso, ya que es un acto político, una actividad política directa y prevista.

¿Por qué se denomina este echo como un escándalo?

Bien, un suceso se convierte en un acontecimiento cuando ciertos informantes tienen interés por difundirlo y hacerlo llegar a todo el público posible. El suceso es intencionado pero quién genera la promoción y la divulgación de este suceso no es quién lo crea (personal de la Casa Blanca) si no su mayor contrincante en la situación generada (reporteros).

A lo que se refiere a la moral y a la decencia por mucho que un partido político no sea afín o no tenga las mismas ideas políticas que un medio de comunicación como pueden ser las bases, los ideales de el The New York Times y las de el portavoz presidencial, Sean Spices, cuando le vetas la entrada a este estas perdiendo todos los principios morales y la decencia que tiene que tener algo tan referente para el mundo y para los ciudadanos como es la Casa Blanca. Si una persona realiza un gaggle público, me refiero público ya que los medios de comunicación presentes luego nos harán llegar a todos lo recogido en este, tienes que dejar pasar tanto a entidades comunicativas conservadoras, como progresistas ya que al vetar la entrada de alguna tu ya estás manipulando la noticia dejando que la redacte a quién más te convenga. Lo sucedido aquí no es moral ni decente, es manipulación y desigualdad comunicativa por parte de Sean Spices de los medios de comunicación.

Esto último afectará a la calidad informativa que luego se leerá por miles de personas, ya que será una información seleccionada por el portavoz, ya que elegirá a quién más le convenga, como es el caso de los medios de comunicación más afines a él excluyendo a los que menos le conviene, ya que darán un punto de vista distinto a los otro y que a este no le conviene. Los medios de comunicación están para transmitir una noticia, y la variedad de ellos, como es el caso de los periódicos, también están para transmitir una noticia dando el punto de vista de el periodista, siempre que el agente lo permita, como es el caso de la política que permite dar puntos de vista, ya que no todos pueden estar de acuerdo con lo que el político dice. Un accidente no permite estos puntos de vista, pasa en un lugar y por algo concreto, no hay más.

 

 

 

Be Sociable, Share!