¿De qué forma ayuda el Gobierno Abierto al periodismo de investigación?

Por: Gerardo Andrés Nossa R.

Más que ayudar es el actor que nos permite hacer periodismo de investigación. No es un secreto que la mayor parte de los trabajos investigativos en los medios de comunicación tiene como protagonista principal a las entidades del Estado y sus funcionarios. No en vano, a diario, gran porcentaje de la información se centra en destapar ollas podridas que los poderosos, esos del gobierno, quieren mantener ocultas y es ahí donde nosotros entramos, para revelar las verdades.

Colombia es uno de los 78 países que forma parte de la Open Government Partnership (OGP), en español Alianza para el Gobierno Abierto. Nuestro país hace parte de esta iniciativa desde 2011 y a la fecha ha ejecutado tres planes de acción. Hoy, “Colombia está implementando 25 compromisos de su plan de acción 2017-2019”, informa la web https://www.opengovpartnership.org/.

Captura0

Allí, también explica que el actual plan de acción presenta compromisos relacionados con “la participación ciudadana, género, construcción de la paz, medio ambiente, presupuesto abierto, datos abiertos y acceso a la información, anticorrupción, gobierno abierto subnacional y estado abierto”.

Todo esto suena bonito, pero el país continúa con índices muy bajos de transparencia. Por ejemplo, el actual plan de acción, actualizado en septiembre de 2018 a raíz de la firma del proceso de paz con las Farc, tiene un punto llamado Compromiso 18: Diseño del Sistema de Alertas Tempranas (SAT) en corrupción y mala administración.

El mismo explica: “actualmente, Colombia no cuenta con herramientas sistemáticas institucionales y articuladas a la ciudadanía, que permitan identificar puntos críticos, sobre los cuales enfocar la acción preventiva de la PGN y de otras instituciones, desde la perspectiva de la anticipación de riesgos de corrupción y desde la perspectiva ciudadana”.

Captura7

Esto muestra un pequeño avance, pues la herramienta ayuda a encontrar alertas tempranas de corrupción con la ayuda de la sociedad. Sin embargo, siguen siendo los medios de comunicación, que sin estos servicios, continúan destapando los actos de corrupción más grandes, situación que pone a Colombia como uno de los 100 países más corruptos del mundo. “Colombia ocupa el puesto 99 entre 180 países, en el escalafón de los más corruptos del mundo”, informó Publimetro.co tras la información suministrada por la ONG Transparencia Internacional.

Asimismo, en enero de 2019, el director ejecutivo de Transparencia por Colombia, Andrés Hernández, le dijo a la Revista Semana que, “sin lugar a duda los esfuerzos que se han realizado para enfrentar esta grave problemática en los últimos años no han sido suficientes, y la corrupción está poniendo al Estado contra la pared”.

Esto demuestra que los intentos de contar con información abierta a la ciudadanía no han logrado lo esperado y para los medios de comunicación esta situación no ha ayudado significativamente para obtener más y mejor información. Sigue siendo el trabajo investigativo, el olfato, la consulta de fuentes, de documentos y el análisis de datos públicos y privados lo que lleva al periodista a lograr una información relevante para la opinión pública.

El plan de acción también tiene un punto llamado Acceso a la información y participación para influir en la toma de decisiones legislativa, que tiene como actor responsable al Senado de la República, una de las instituciones con mayor desprestigio del país. Sin embargo, los compromisos adquiridos en OGP ayudaron, de alguna forma, para que la información sea más abierta al público y a los medios. Hoy, el Senado cuenta con una App llamada Mi Senado, que muestra el trabajo de los legisladores, sus proyectos y sus participaciones tanto en las plenarias como en las votaciones. Este punto sí ha ayudado para conseguir información importante que puede recabar en un trabajo de periodismo de investigación.

Al fin, estas acciones e iniciativas pueden resultar importantes para conseguir una información más abierta para la ciudadanía y, por ende, más accesible para los medios de comunicación. Sin embargo, muchas acciones no pasan del papel y es por eso que todo periodista investigador debe mantener el trabajo básico: la reportería, las fuentes, el análisis de datos y documentos, la verificación; y no solo basarse en información pública que muchas veces no dice todo lo que necesitamos para publicar lo verdaderamente importante: la verdad.

Nos vemos en: @nossadeportes

Be Sociable, Share!