Resaca electoral

Posiblemente España haya vivido una de las citas electorales que más expectativas ha levantado en su población y en el extranjero. Los datos están ahí: la participación alcanzó el 75,76%, 9,3 puntos más que en los comicios de 2016. Esto supone que el porcentaje sea el sexto más elevado de la democracia y la cota más alta de los últimos años.

Los españoles pueden felicitarse por la movilización del voto, ejercicio básico de salud de democracia y derecho a la vez que deber de libertad de expresión. Tradicionalmente, las secuencias históricas dicen que a mayor participación mejores resultados obtienen los partidos de izquierda.

Desde el Partido Popular, posiblemente la formación que más ha sufrido en estas elecciones, lo tienen claro. En unas que palabras que Europa Press recogió del alcalde de León, Antonio Silván, se puede escoger un análisis claro y sencillo de lo que ha pasado: el resultado se debe a “la fragmentación y la movilización que han provocado que el centro derecha se haya dinamitado y el votante de izquierda haya acudido masivamente a las urnas”.

El paradigma del fin del sistema bipartidista es lo que trae. En anteriores entregas se pudo ver cómo la izquierda y el centro se dividía, y ahora el turno le ha tocado a la derecha. Por bloques, mediante la ley D’hodt y sumando los votos en cada provincia de PP, Cs y Vox, el resultado de esta coalición sería diferente al actual puesto que habrían obtenido 174 escaños, dejando al PSOE con 108 escaños, según recoge una información de Europa Press.

Si se suma los resultados de todos los partidos por su posición el resultado muestra que la izquierda ganó por cinco puntos más. La representación gráfica se obtiene mediante la suma de partidos en bloques. Derecha:  PP, Ciudadanos, Navarra Suma y Vox. Izquierda: PSOE, Unidas Podemos y sus confluencias y Compromís y En Marea. De la misma forma que hace RTVE en esta noticia.

 

Reparto de votos y escaños Congreso de los Diputados

Reparto de votos y escaños Congreso de los Diputados. Fuente Ministerio del Interior

El cambio ha sido generalizado en España, las elecciones de 2016 mostraban un territorio ‘azul’ popular y actualmente el mapa de voto se ha tornado ‘rojo’ socialista, a excepción de País Vasco y Cataluña. A nivel provincial el contraste es el siguiente:

Ganadores por provincias

Resultado elecciones generales por provincias 2019 comparadas con 2016. Fuente: La Información.

Los resultados por Comunidades Autónomas también muestran que el ganador de las elecciones es el PSOE. De nuevo, el PNV en Euskadi y en Cataluña ERC difieren del conjunto del Estado. Por su parte, Navarra muestra un empate entre NA+ y PSOE, como se puede ver en el mapa

El PSOE gana en España a nivel autonómico

El PSOE gana a nivel autonómico. Fuente: Ministerio de Interior.

El resultado autonómico es revelador, puesto que en mayo hay unos nuevos comicios. Posiblemente, la mejor encuesta electoral de la que se puede disponer y visto lo visto, el rival político a batir será el PSOE. La Comunidades ahora centrarán los esfuerzos de los políticos para afianzar o revertir resultados.

No hay que olvidar que en los municipios también se vota y la discrepancia con los resultados puede ser mayor, ya que como se pudo ver en las últimas elecciones, existen agrupaciones de elecciones que se presentan únicamente en su municipio.

A nivel local, el representante es más cercano y la importancia de la persona trasciende por encima de las siglas, por tanto, este voto es más íntimo, más personal. Pese a todo, las claves de las elecciones serán las mismas que para las elecciones de abril, como se puede ver en este vídeo:

Be Sociable, Share!