¿Vox, partido obrero?

El fenómeno político de las elecciones es Vox, sin duda, gracias a su irrupción se ha podido ver el surgimiento de la extrema derecha que en España había parecido enterrarse al realizarse la Transición.

Según el partido, han venido para quedarse y para acabar con el PP, al que el Secretario General de la forma ultra, Francisco Javier Ortega Smith-Molina, considera como “derechita cobarde”.

Uno de los mantras que más se ha repetido en que Vox es un partido de “extrema necesidad” y que cuentan con un fuerte apoyo en los barrios obreros, en lo que tradicionalmente se ha vinculado con votos más progresistas.

Durante la campaña electoral para las elecciones del 27 de abril se ha oído a Abascal, presidente de la formación, atraer el voto socialista mediante interpelaciones claras en mítines:

En entrevistas, Santiago Abascal también ha afirmado que cuenta con el respaldo de las clases más humildes. En una entrevista para el diario ABC tras las elecciones andaluzas se le pregunto por aquellos que llamaban a Vox clasista, la respuesta del líder fue la siguiente:

-Hemos obtenido un excelente resultado en las 3.000 Viviendas de Sevilla. Y se verá como en el sur de Madrid o en lugares depauperados y de gente muy modesta ya se está escuchando el discurso de Vox.

Por tanto, desde Vox se da a entender que son un partido transversal, ¿Pero qué hay de cierto en esto? Con los datos de las elecciones andaluzas y las nacionales se va a realizar un breve análisis a tal afirmación.

Las elecciones andaluzas abrieron un nuevo paradigma en la escena política española. Vox, con el 10% de los votos, irrumpió con 12 representantes en el parlamento. La formación de Santiago Abascal rompió el equilibrio hegemónico que durante 40 años ha mantenido el PSOE en esta comunidad y fue un factor clave en la formación de un Gobierno andaluz tripartito compuesto por PP, Ciudadanos y VOX.

El Diario.es., dentro de su especial para las elecciones andaluzas, construyó un mapa interactivo que permite saber qué se vota en cada localidad de la comunidad. El plano, además, muestra los porcentajes calle a calle.

Para comprobar las declaraciones de Abascal respecto a las elecciones andaluzas, hay que comprobar si Vox de verdad es el partido de los trabajadores en Andalucía. Para ello se puede consultar aquellas zonas donde la renta per cápita sea más baja. En concreto, la zona ubicada dentro de las 3.000 viviendas presenta los siguientes resultados, recopilados por el politólogo Manuel Buñuel.

Resultados elecciones andaluzas 3.000 viviendas de Sevilla

Resultados elecciones andaluzas 3.000 viviendas de Sevilla. Fuente: Manuel Buñuel.

De esta tabla se extrae que la abstención es la opción más habitual entre los votantes de esta zona. En cuanto a resultados de partidos: PSOE gana mientras que la derecha no llega al 25% de los votos y Vox se aproxima al 3%.

El usuario de Twitter @_ju1_ mostraba en un hilo el reparto de votos en zonas más castigadas por la presente crisis económica, para demostrar el bulo que se ha extendido para presentar a Vox como a las grandes masas populares como el votante medio de VOX. En estas publicaciones se compara entre zonas humildes, zonas de renta elevada y zonas habitadas por militares.

Si se dedica un tiempo a su lectura con el fin de poder extraer conclusiones, se puede ver que la tesis de esta formación se desmonta por si sola. Los resultados extraídos difieren de la realidad de la comparativa ya que Vox tiene mejores resultados en zonas más ricas y habitadas por militares.

Vuelta a las elecciones de abril, en la capital, en Madrid, los barrios obreros de Usera, Vallecas y Carabanchel sitúan a Vox como quinta fuerza, siendo en estos lugares PSOE y Podemos primera y segunda fuerza, según datos recogidos por el Diario.es.

Contrarios a ellos, los barrios tradicionalmente con mayor renta como los son Salamanca y Chamartín, Vox es la tercera fuerza detrás de PP y Ciudadanos con un 18,11% y un 17,76% de votos en cada barrio.

Dentro de la Comunidad de Madrid, el INE establece a Pozuelo de Alarcón como en municipio más rico. En esta localidad la derecha suma el 74,2% de los votos. Del total, a Vox le pertenecen el 19,8% de los votos. En dicho termino, PP y Ciudadanos sumaron 76,11% de apoyos.

El dato es revelador, puesto que de momento Vox no encuentra más apoyos más allá del caladero de votos de la derecha, más bien se encarga de fragmentar el bloque conservador. Barcelona también contraria a Abascal, por ejemplo, un barrio humilde como Nous Barri, cuenta con el 5% de votos a Vox.

Una ciudad a la que siempre se le ha vinculado a la derecha como es Valladolid, que actualmente el PSOE tiene la alcaldía y los resultados del 27A dan al PSOE como ganador, muestra la misma línea. Vox es la cuarta fuerza y consiguió sacar un diputado gracias a los votos en barrios acomodados de la capital del Pisuerga, en los distritos del Centro y en grandes urbanizaciones acomodadas de la periferia. Por contra sus registros son bajos en los barrios con más inmigración y clase trabajadora como lo son Batallas y Rondilla.

Resultados por distritos en Valladolid

Reparto de votos en la ciudad de Valladolid. Fuente: El Norte de Castilla

La tónica se repite en las zonas acomodados, hay victoria de la derecha pero sus votos se dividen en los tres partidos que la componen. Por contra, en los barrios obreros la presencia de Vox baja del 10%.

Aunque habría que analizar caso por caso, y buscar una profundidad sociológica dentro de las zonas donde Vox es fuerte. La tónica general es representada por el conjunto de los resultados y es que la formación de Abascal es la quinta fuerza política y su fuerza está entre los barrios acomodados y está lejos aún de llegar a calar en las zonas humildes de las ciudades.

Tras una análisis del resultado y con las herramientas disponibles, es fácil desmontar el ‘teorema’ de si Vox es el partido de los obreros. Esta extrema derecha ha usado los datos de una forma errónea y aun así ha seguido su campaña para venderse como un partido para todos.

Es muy importante alejarse de los populismos que lo buscan es seducir al votante para llevar su discurso político a las instituciones, en este caso, Vox sabe que necesita de las grandes masas populares para poder llevar a cabo su función. En este caso su estrategia es sencilla: si mostramos que nos votan los más necesitados podremos sacar rédito de ello presentándonos como la alternativa a los clásicos partidos de trabajadores.

De cara a los próximos comicios hay que estar atentos a las estrategias que sigue cada partido y buscar información que sirva para demostrar las afirmaciones que se presentan como verdaderas.

 

 

Be Sociable, Share!