Auditando los medios: Manipulación informativa

Juan A. Hipólito

Las sombras de la comunicación, tal y como dicta el título del tema objeto de estudio, continúan siendo bastante alargadas a pesar de la proliferación de mass medias durante las últimas décadas. Basta echar un vistazo a las principales cadenas de televisión, hacer un mínimo seguimiento de la prensa diaria o realizar un somera búsqueda sobre el asunto en cuestión en Internet para darnos cuenta de que, la manipulación y sus técnicas más comunes están al orden del día y afectan a la inmensa mayoría de medios existentes, salvo honrosas excepciones alternativas e independientes que escapan al control político y/o económico.

Manipulación Informativa

Podríamos llegar a perder la cuenta al tratar de enumerar los casos de manipulación informativa que se dan en cualquier rincón del mundo donde existe un medio de comunicación e ilustrarlos con ejemplos de fotoperiodismo para todos los gustos. En nuestro país, sin ir más lejos, el abanico es bastante amplio. Podemos toparnos con grandes clásicos, como el caso de Alfredo Urdaci y su famoso “ce, ce, o, o” para referirse al sindicato Comisiones Obreras, CC.OO., en la lectura de la sentencia a causa del seguimiento torticero realizado en la huelga general llevada a cabo en España en 2002, o los más recientes, denunciados por los propios trabajadores de la radio televisión pública de Castilla-La Mancha, RTVCM, a raíz de la omisión de la gran pitada sufrida por la presidenta de esa Comunidad, María Dolores de Cospedal, el pasado 28 de febrero en el evento taurino celebrado en Albacete.

Tal y como se puede observar en el vídeo, la acción de sustituir el sonido ambiente que recoge los pitos en el momento en que Enrique Ponce brinda el toro a la presidenta de la comunidad autónoma castellano-manchega por otro en el que solo se oyen aplausos, tiende a modificar un hecho real desde una perspectiva subjetiva con una clara intencionalidad. En un ambiente político completamente enrarecido, con evidentes signos de desgaste y desafección política sobre el partido político que sustenta el Gobierno, la finalidad con la que los responsables de los servicios informativos de la televisión pública manipulan la pieza es claramente ilícita y su calificación ética no puede ser por menos que negativa.

 

Persuasión Política

Los artículos de opinión, los editoriales y los comentarios en periódicos de todo tipo suele ser uno de los soportes preferidos por la clase política para llegar a los lectores desde una clara tipología ideológica de persuasión. Los textos, generalmente subjetivos, buscan la credibilidad del receptor de sus mensajes con una tipología discursiva argumentada,  molvos, ajes sin llegar al engaño. informativos de la televisila el molsin llegar a utilizar en ningún momento las artimañas del engaño como en los casos de manipulación anteriormente citados.

Un claro ejemplo de persuasión política podría ser el artículo de opinión redactado por la presidenta de Unión Progreso y Democracia, UPyD, Rosa Díez, publicado en el diario El País el pasado 9 de marzo, en el que la líder de los magentas marca las diferencias con Ciudadanos, uno de los nuevos partidos emergentes dentro del convulso panorama político nacional, de corte ideológico muy similar.

Logos de Ciudadanos y Unión Progreso y Democracia

Logos de Ciudadanos y Unión Progreso y Democracia

En un claro contexto en el que las encuestas de intención de voto para los próximos comicios electorales de carácter nacional cada vez le son más favorables al partido liderado por Albert Rivera en detrimento de UPyD, Rosa Díez argumenta en  “Diez diferencias entre UpyD y Ciudadanos“, los asuntos más trascendentales sobre los que difieren de su principal competidor, desde la corrupción, hasta el modelo de partido, pasando por la transparencia  y determinadas propuestas como la Ley de Segunda Oportunidad. También critica, en otro de los puntos de su particular decálogo diferencial, que su rival político defienda una financiación especial para Cataluña.

 

Propaganda

En cuanto a la propaganda se refiere, también podemos encontrar en los medios de comunicación numerosos ejemplos para señalar esta técnica manipulativa que está alcanzando una de sus máximas y más terroríficas expresiones con la propaganda del terror yihadista diseñada por el Estado Islámico para amedrentar  al mundo y captar nuevos adeptos para la causa. Pero teniendo en cuenta que este concepto surge en el S. XVII gracias a la Iglesia católica y su afán por difundir sus creencias nos ceñiremos al territorio nacional para mostrar la práctica de esta técnica con una campaña concreta.

Se trata de la campaña propagandística de la manifestación a favor de la vida, “Por la vida, la mujer y la maternidad, cada vida importa”, convocada por diversas asociaciones pro-vida para el 14 de marzo en Madrid. Desde hace semanas, los medios audiovisuales propiedad de la Conferencia Episcopal Española, Cadena COPE y 13tv, participan de forma activa en la propaganda de este evento con una clara intención persuasiva que pretende cambiar Ley del Aborto desde el prisma y la influencia de una ideología ultraconservadora.

La campaña busca convencer sin ánimo de lucro. Para ello no duda en utilizar contenidos políticos, religiosos y educativos. Además de los medias afines a la causa se apoya en otros soportes tradicionales como el boca a boca y determinados actos al aire libre. El mensaje, que en algunos casos llega a la exageración, es muy simple, repetitivo y contagioso.

 

Desinformación

También son numerosos los casos que podemos encontrar en los medios de comunicación escritos en relación a la puesta en práctica de la técnica manipulativa de la desinformación. En nuestro país, a los que peinamos ya algunas canas, es fácil que nos asalte una mezcla de rabia y dolor al recordar durante estos días el grado de desinformación alcanzado tras el atentado del 11M, reivindicado por Al-Qaeda a las pocas horas de producirse aquel fatídico día de 2004, y como los periódicos afines al Gobierno mantenían en sus portadas la teoría de la autoría de ETA con un país a punto de celebrar unos comicios electorales y sumergido de lleno en la guerra de Irak.

Desgraciadamente, esta técnica manipulativa la practican por igual regímenes totalitarios y sistemas democráticos que no dudan en utilizar la mentira y el engaño de una forma organizada y planificada. En este sentido, Gobiernos democráticos como el de nuestro país han vuelto a caer en la tentación con la práctica de nuevos episodios, como el protagonizado durante el pasado otoño con el primer caso de ébola detectado en España. La prensa gubernamental cargó enseguida contra la enfermera Teresa Romero dando por buena la hipótesis que intentaba zanjar el caso culpando a la sanitaria infectada mientras otros medios indagaban sobre la posibilidad de la falta de un protocolo adecuado para atender este tipo de crisis sanitaria en nuestro país.

 

Publicidad

Para ejemplarizar la tercera de las técnicas manipulativas objeto de estudio en esta actividad, traemos a colación la polémica suscitada con el spot publicitario de Charlotte McKinney para la Super Bowl 2015, celebrada el 1 de febrero en EE.UU., en el que puede verse a la modelo aparentemente desnuda anunciando una conocida marca americana de hamburguesas bajo el sugerente título “too Hot For TV”.

El anuncio, muy criticado desde el prisma feminista por su carácter sexista, es netamente persuasivo y tiene un fin muy interesado. Se trata de una campaña perfectamente planificada y desarrollada, pensando únicamente en un target group masculino con unas aficiones deportivas y un gusto culinario muy concreto, que no trata del carácter del productor sino del perfil del consumidor.

Al margen de la polémica o precisamente gracias a esta, el vídeo ha superado los 10 millones de visitas en YouTube, llegando a contabilizar 8K de Me Gusta por 2K   de No Me Gusta. Esta claro que, esta forma tan provocadora de vender el producto o la imagen de una empresa (tal y como destaco en otra actividad realizada para la asignatura de Teoría de la Comunicación), bajo el envoltorio de la polémica, debe de repercutir de alguna forma positiva en las empresas que las utilizan cuando continúan confiando en la misma estrategia, una y otra vez.

Autor: Juan Antonio Hipólito Domínguez

Be Sociable, Share!