Videoblog. Unidad Editorial como «caso de estudio» sobre las limitaciones de la integración horizontal en el sector de la prensa

El artículo tiene como objetivo demostrar que los grupos multimedia lideres españoles no han surgido del oficio de base del periodismo, sino que son resultado de proyectos editoriales, televisivos, o del mundo de las telecomunicaciones, como Mediaset España, Atresmedia o Telefónica.

La metodología de análisis empleada con las empresas sigue dos niveles diferenciados: Evaluar cuáles son sus metas, y cuál es el sistema empleado para alcanzarlas.

La evolución del mercado ha demostrado que la prensa tradicional impresa está en declive, en cambio el sector audiovisual combinado con internet ha resultado ser la fórmula de éxito para estos grandes grupos.

Quedando probado que las unidades de negocio audiovisuales han sido el principal locomotor de los grupos de comunicación que han tenido éxito en España, y no así los que se han centrado en el sector periodístico, el cual se encuentra en gran declive.

Esta ha sido la causa de las dificultades atravesadas por Unidad Editorial. Si bien en un primer momento concentrar la actividad en la prensa parecía un buen negocio, en poco tiempo la situación cambió radicalmente por la necesidad de adaptarse al mundo digital.

Sin disponer de alternativas viables en el sector audiovisual, las cifras muestran claramente la situación que vivieron entre los años 2007 a 2015, con un descenso del 50% en la difusión de sus diarios, y un descenso de la facturación del grupo de 628 millones a 330 millones. Sin duda, una época de grandes dificultades para este grupo.

En la actualidad están realizando un proyecto de reordenación de su estructura para los años 2016 a 2018, consistentes en la búsqueda de nuevas sinergias, una importante reducción de costes, y la venta de activos de escaso valor estratégico, como los canales Discovery Max y 13 TV.

Parece evidente que las integraciones horizontales en el sector de la prensa ofrecen grandes dificultades, a diferencia de las integraciones verticales, que requieren un gran desembolso de capital y una gran experiencia directiva del sector audiovisual.

Se plantea finalmente la duda de cuál habría sido el resultado si no se hubieran lanzado a una búsqueda del crecimiento precipitado, y hubieran aguardado la oportunidad de invertir en proyectos audiovisuales sólidos, para conseguir diversificación y mejorar sus resultados económicos.

firma2

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.