La complicada situación salarial de las personas en condición de discapacidad

Las cifras de lo devengado por una persona en condición de discapacidad en España no son nada alentadoras. Según el Instituto Nacional de Estadística, INE, mientras en 2010 un ciudadano con estas características ganaba en promedio € 11,6 por hora trabajaba, para 2014 esa cifra se ubicaba en € 11 por hora, es decir, un 5.3% menos.

La situación se complica más si hablamos de las mujeres. En promedio, un hombre en condición de discapacidad en España devenga € 11,5 por hora, entre tanto, una mujer en la misma condición gana, en promedio, € 10,5. Lo anterior significa que, dentro de la población en condición de discapacidad en España existe una brecha salarial de género cercana a los €1 por hora.

No obstante dicha brecha se amplía en la población con 65% de grado de discapacidad o más, en donde las mujeres devengan en promedio € 2,3 por hora menos que los hombres

La población con discapacidad en España que resulta más afectada, en términos salariales, son aquellos con discapacidad intelectual, quienes devengan en promedio un salario de € 7,7 por hora, € 3,4 menos de lo que gana en promedio una persona con discapacidad en general.

 En España existe una brecha salarial de género cercana a los €1 por hora en personas en condición de discapacidad”.

Por su parte, la población con discapacidad que resulta menos afectada en términos salariales es la del grupo de personas con alguna discapacidad sensorial, quienes devengan en promedio un salario de € 13,4 por hora, € 2,4 por encima del salario promedio de una persona con discapacidad en general.

En los últimos años, las tendencias salariales indican que la población en condición de discapacidad en España cada vez devengan menos ¿Es acaso esto un signo de discriminación? En efecto, en términos nominales, el salario promedio de una persona con discapacidad en España pasó de € 11,6 por hora en 2010 a €11 por hora en 2014, lo que se traduce en una reducción del 5,3% para un periodo de 4 años.

Las cifras del INE revelan que las personas con discapacidad física son las que se han visto más afectada con la reducción del salario promedio, pues mientras en 2010, una persona con discapacidad física ganaba € 13,9, en 2014 esta cifra pasó a € 12,8, lo que representa una caída del salario nominal del 7,3%.

En general, entre mayor sea el grado de discapacidad de una persona, menor es su ganancia promedio. Es así como, mientras el grupo de personas con grado de discapacidad entre el 33%-44% ganaban en promedio € 13 por hora en 2014; el grupo de personas con un grado de discapacidad entre 45%-64% ganaban € 12,1 por hora. Lo anterior significa, que por cada punto porcentual en grado de discapacidad, la persona gana €4 centavos menos en promedio.

No obstante, si comparamos el panorama de 2014 versus el panorama de 2010 vemos que por cada punto porcentual en grado de discapacidad, las personas bajo esta condición ganaban € 6 centavos menos en 2010. En la actualidad esta cifra es inferior (€ 4 centavos menos), lo que quiere decir que se está cerrando la brecha salarial según grado de discapacidad.

.

Be Sociable, Share!