Empleo en cuarentena

Con el decreto del Estado de Alarma del día 14 de marzo, en España, como en el resto del mundo, la normalidad se ha visto gravemente afectada, tocando esta nueva normalidad todos los aspectos de nuestra vida y del conjunto de la sociedad. La forma en como nos relacionamos, nos movemos, nos vemos y trabajamos se ha visto perturbada por la pandemia. Las consecuencias de estas, a día de hoy, son incalculables, pero ya empezamos a ver los primeros rastros en forma de datos de paro y de afiliaciones a la Seguridad Social.

Empezando por el final, las afiliaciones a la Seguridad Social, que miden el número de contratos que se llevan a cabo por parte de las empresas/administraciones, es decir, miden la contratación diaria en el conjunto del Estado. En el gráfico siguiente, observamos como ha ido variando la contratación en los úlitmos dos meses. Vemos como pasamos de una dinámica positiva, a en apenas quince días, cambiar completamente de tercio y darse una bajada de afiliaciones (despidos) que aumentaba día a día. Esta tendencia destructiva, se mantiene hasta los primeros días de abril. A partir de ahí, se estabiliza la destrucción de empleo, que había llegado a ser dramática.

!function(){“use strict”;window.addEventListener(“message”,(function(a){if(void 0!==a.data[“datawrapper-height”])for(var e in a.data[“datawrapper-height”]){var t=document.getElementById(“datawrapper-chart-“+e)||document.querySelector(“iframe[src*='”+e+”‘]”);t&&(t.style.height=a.data[“datawrapper-height”][e]+”px”)}}))}();

La pandemia, en todo su esplendor, sirve para maximizar los sentimientos extremos (buenísimo-malísimo) del conjunto de la sociedad, pero también de las instituciones o los instrumentos de la administración, y por tanto, también del mercado de trabajo. Para conocer un poco más las caracterísiticas de este (precariedad, temporalidad, etc), la UNIR colgó hace unos años un vídeo explicativo bastante claro.

Y con todo esto, cómo ha quedado el empleo? Pues bien, según los últimos datos del ministerio (de ayer mismo), la evolución del paro registrado, en la serie histórica mensual (desde 2016) y por edades nos da una imagen así: 
                                                             
!function(){“use strict”;window.addEventListener(“message”,(function(a){if(void 0!==a.data[“datawrapper-height”])for(var e in a.data[“datawrapper-height”]){var t=document.getElementById(“datawrapper-chart-“+e)||document.querySelector(“iframe[src*='”+e+”‘]”);t&&(t.style.height=a.data[“datawrapper-height”][e]+”px”)}}))}();

Tal y como ha declarado la ministra de trabajo, vienen semanas duras, para el empleo, por lo tanto, lo peor está por llegar. Hablando del mercado de trabajo, la ministra ponía de relieve en su entrevista para La Vanguardia lo siguiente:

Sí. La Covid-19 irrumpe en un país que era el campeón en Europa en temporalidad, en precariedad, en rotación… La semana pasada hice un llamamiento para acabar con la precariedad y la acogida fue muy buena en el arco parlamentario, salvo el PP y Vox, que no se pronunciaron. Nuestras medidas son correctas, han servido para actuar contra una crisis social fuerte, pero nos retrata frente a otros países. Operamos en un mercado donde la precariedad es muy fuerte y la estructura productiva está muy centrada en algunos sectores.

También en el mismo diario, aunque unos días antes, el ministro de Escrivá decía lo siguiente sobre el mercado de trabajo:

Hay un problema de dualidad extraordinaria en el mercado de trabajo. Un sector en precariedad, el de los trabajadores con contrato temporal. Y esa es la válvula de escape, de ajuste, y que ahí es donde tenemos que incidir.

Yolanda Díaz, Ministra de Trabajo / EFE

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo/ Foto: EFE

Es por ello que estó plantea nuevos retos para el sistema laboral español, con el objetivo de hacer más llevadera esta crisis y que el coste de esta no recaiga en aquellos que ya sufrieron las consecuencias entre el 2008 y el 2015. Es por eso, que el Gobierno anuncio la puesta en marcha de un ingreso mínimo vital, del que ya conocemos el coste, anunciado ayer por el ministro Escrivá.

Jose Luis Escrivá / EFE

Jose Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones / Foto: EFE

Pero, ¿qué es un Ingreso Mínimo Vital?¿A quién afecta? Además de las declaraciones del ministro así como del Vicepresidente de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, para aquellos que deseen conocer más sobre esta “nueva” figura, os dejo un interesantísimo debate organizado por la Fundación Alternativas en el que se reflexiona sobre el y se valoran los pros y contras de este.

/p>

Para ver el punto de vista que tienen los ministros implicados respecto al Ingreso Mínimo Vital. Preguntado por el alcance de esto, el ministro Escrivá decía lo siguiente:

Estamos manejando distintos escenarios, pero hay que tener en cuenta que es una prestación que está diseñada para hogares. Pondrá el énfasis en la renta, pero diferenciará por tipología de hogares: los monoparentales tendrán una prestación más alta y por supuesto, las familias en función del número de hijos. Son variables en las que trabajamos ahora y en calibrar exactamente el conjunto de hogares que van a resultar protegidos.

Otra cuestión es si este IMV llegará a tiempo para dar cobertura al conjunto de familias afectadas por esta crisis sanitaria. Los primeros cálculos -y los más optimistas- sitúan el primer cobro de este IMV en junio. La ministra Díaz, decía lo siguiente:

Los departamentos implicados están trabajando con rapidez para sacar la medida adelante. Ojalá pudiéramos llegar antes, pero soy optimista: hemos avanzado mucho al convencernos como sociedad de que esa renta tiene que existir.

Esta crisis nos hará replantear muchas cosas como conjunto, como país y sociedades. Y una de ellas, debe ser el mercado laboral, así como tambien el conjunto de complemtenos salariales, ya se en forma de ayudas o subsidios para limitar la vulnerabilidad de las familias y reducir las brechas que asolan a la sociedad.

Be Sociable, Share!