Televisión de calidad contra “telebasura”

 

Lectura: La televisión de calidad frente a telebasura

Resulta lamentable observar el tratamiento que las principales cadenas generalistas, de la televisión de nuestro país, realizan de la información que llega a nuestros hogares. Factores como la feroz lucha por la audiencia, a cualquier precio, que les permitan recopilar los mayores ingresos por publicidad, unido esto a la crisis del sector y a la necesidad de amortizar los gastos que los procesos de digitalización han venido imponiendo durante la última década, vienen siendo la excusa perfecta a la que recurrir para justificar la pérdida de calidad en los contenidos que se difunden. La telebasura acampa a sus anchas.

telebasura1

Fuente: https://paraulesnostres.wordpress.com/2013/03/04/la-telebasura/

Somos testigos de una “pandemia masiva de amnesia” que aqueja a los medios televisivos más poderosos en cuanto a la aplicación de la  autorregulación y los códigos deontológicos vigentes en España.  Las multas y sanciones resultan absurdas si las comparamos con los ingresos que reporta la masiva publicidad y los bajos presupuestos que supone llevar a cabo programas cargados de burdos contenidos de “consumo indigesto”. ¿Qué puede suponer un montante de una sanción de 460.840 euros para un grupo empresarial como Mediaset España, cuando tenemos en cuenta que durante los primeros 9 meses del pasado 2015 obtuvo unos beneficios netos de 113,83 millones de euros?

Ante la gravedad de aspectos como este y la escasa actuación de los mecanismos de regulación existentes para este fin, resulta complejo, pero no imposible, impulsar un cambio de tendencia que nos conduzca hacia una televisión de calidad.

La telebasura como concepto comenzó a tener relevancia en Estados Unidos durante la década de los ochenta, cuando este tipo de programas empezaban a saturar la parrilla de televisión. En España empezamos a familiarizarnos con el término durante los años noventa con la, inicialmente esperada, irrupción de las cadenas privadas.

telebasura 2Fuente:http://www.rtve.es/noticias/20151209/telepasion-90-nacimiento-privadas-zapping/1269082.shtml

Lo que en principio se presagiaba como una manera de ampliar el abanico de contenidos culturales e informativos que hicieran más agradables nuestras vidas se tornó, casi sin darnos cuenta, en una sucesión de programas chabacanos “fusilados” de las parrillas televisivas de otros países. La manipulación y la desinformación que potencian este tipo de contenidos llegó para instalarse en nuestras vidas.

forges ovejas

Fuente: http://www.galiciaunica.es/la-semana-130/

Reflexionando respecto al concepto de calidad televisiva y las distintas visiones de la misma que se nos ofrecen desde el texto de Bienvenido León, la que desde mi punto de vista se ajusta más a una deseada realidad es la que la Televisión pública británica, British Broadcasting Company Ltd (BBC) emplea como misión:  “Enriquecer la vida de la gente con programas que informen, eduquen y entretengan” resume, a mi juicio, de una manera magistral, lo que debería representar la calidad informativa en todos sus aspectos.

Para llevar a cabo estos planteamientos, con un objetivo de excelencia y calidad, desde la veterana entidad plantean  desarrollar la actividad informativa siguiendo las siguientes pautas: Realizar una cobertura informativa completa, profunda e imparcial, favorecer y estimular la cultura y el entretenimiento y ofertar programas que fomenten la educación, estimulando la comunicación de la cultura.

Tomando como referencia estas pautas podemos encontrar programas que centran sus esfuerzos en la difusión de la cultura y la educación sin dejar de lado el entretenimiento, lo que favorece su continuidad en el tiempo como ocurre con un programa concurso como “Saber y ganar” que acaba de cumplir 19 años en antena, desde la 2 de TVE.

Otro espacio de referencia cinéfila y que fomentaba el debate y la profundidad en los distintos temas que tocaba era “La clave”, también de TVE. Aunque yo era muy joven todavía, recuerdo que mis padres lo seguían y disfrutaban y, de esta manera, fomentaron en mí el amor por el cine como herramienta cultural y de comunicación.

Durante los años que se mantuvo en la parrilla de la programación del canal UHF de entonces (entre 1976 a 1985) el programa contó con la participación de todo tipo de personas de una enorme relevancia en el momento que vivía nuestro país. Personalidades de todos los ámbitos culturales, políticos y sociales pasaron por el plató para poner en común sus inquietudes, conocimientos u opiniones que se centraban, en cada ocasión, en un tema distinto. Cuestiones como la democracia, la transición, el Opus Dei, el marxismo, la homosexualidad, el problema de la droga y un largo etcétera se representaban mediante una película que ponía en contexto a los telespectadores y a los invitados, seguida de  un posterior debate en el que los participantes departían desde su propio punto de vista, la mayor parte de las veces profundamente contrario entre sí.

Gracias al impresionante archivo de Radio Televisión Española se tiene acceso a los programas emitidos de La clave y su visionado otorga una magnífica posibilidad de conocer la España de esos días, desde muy diferentes puntos de vista. Conocer nuestra historia nos hace entender la actualidad en muchos aspectos.

Como programa de calidad internacional, propongo una serie de televisión danesa titulada “Borgen” que contó con tres temporadas. La serie  mostraba las andanzas de una primera ministra de Dinamarca, otorgando protagonismo a los entresijos políticos y periodísticos del parlamento de Dinamarca y a la complicada conciliación de una mujer, madre y esposa, en el ejercicio de sus funciones como principal responsable de la ciudadanía de su país. Una muy interesante serie que nos permitió conocer, un poco más de cerca, una sociedad avanzada y democrática como la de este evolucionado país europeo.

Para concluir, me gustaría destacar que, de la misma manera que la mayoría de los expertos participantes en el foro en el que se basa el documento de Bienvenido León, pienso que es posible conseguir una televisión que dote a la ciudadanía de contenidos audiovisuales de calidad, que de una manera didáctica y entretenida permita fomentar valores como la diversidad, la empatía y la buena educación sin dejar de lado el entretenimiento que todos deseamos hallar en una correcta programación televisiva al alcance de toda la sociedad.

Nunca debemos olvidar el sentido de la televisión como servicio social accesible a toda la ciudadanía. ¿Tendremos la oportunidad de volver a disfrutar de una televisión de calidad? El tiempo lo dirá.

 Fuentes consultadas:

http://www.minetur.gob.es/telecomunicaciones/mediosaudiovisuales/contenidos/ProteccionMenor/Paginas/autorregulacion.aspx

http://www.elconfidencial.com/comunicacion/2011-12-01/el-gobierno-oculta-las-sanciones-que-impone-a-las-televisiones-por-emitir-telebasura_397187/

http://www.diariofinanciero.com/2015/10/28/mediaset-espana-multiplica-por-cuatro-sus-ganancias-hasta-los-114-millones/

http://www.elperiodico.com/es/noticias/tele/nueva-multa-contra-mediaset-4605252

http://elpais.com/diario/1997/11/28/sociedad/880671612_850215.html

http://web.ua.es/es/comunicacioneinfancia/documentos/doc-grupo-invest/articulos/indicadores-de-calidad-en-los-contenidos-audiovisuales-en-televisi-n-dirigidos-a-la-infancia.pdf

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/01/comunicacion/1320149480.html

http://www.plus.es/borgen

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-clave/

 

 

Be Sociable, Share!