Lectura: Niebla, Miguel de Unamuno

Unamuno, M. ed. Mario Valdés (2007). Niebla. Madrid: Cátedra.

ISBN: 978-84-376-0347-6

Después de leer la novela de Miguel de Unamuno, Niebla:

  • Elabora un pequeño resumen de la biografía del autor (no más de 10 líneas).
  • Escribe una reseña crítica del libro donde reflexiones sobre la relación del narrador con el personaje principal de la novela. Puedes explicar también la relación que tiene esta novela con las preocupaciones filosóficas y estéticas de Miguel de Unamuno.
  • Escribe algunos párrafos donde des tu opinión personal sobre el texto.

Miguel de Unamuno fue un escritor y filósofo español perteneciente a la generación del 98. Nació en 1864. Su infancia quedó marcada por la muerte de su padre y la tercera guerra carlista. Además, en su etapa adulta viviría la muerte de dos de sus hijos y de su mujer.  En  1880 se traslada a Madrid  donde estudió filosofia y letras. Siendo rector de la Universidad de Salamanca, en 1914 Unamuno, en contra del mandato de Alfonso XIII, fue obligado a dimitir. En 1924 fue desterrado por voluntad propia a Fuerteventura por su enfrentamiento con la dictadura de Primo de Rivera. También estuvo en exilio voluntario en Francia hasta 1930, año de la caída del régimen de Primo de Rivera y volvió a su cargo de rector en Salamanca hasta su muerte en 1936. Entre sus novelas destacan Niebla, La tía Tula y San Manuel Bueno, mártir, entre otras.

bibiografía

Augusto Pérez se enamora de dos mujeres muy diferentes entre sí. Eugenia es pianista y Rosario es planchadora, pero no llega a tener una relación duradera con ninguna de ellas. Encuentra también a otros personajes, a veces deshonestos como Mauricio, o anarquistas como Fermín, y tiene dilatadas discusiones filosóficas con su amigo Víctor de temas como la familia, la sociedad, el matrimonio, la pasión, la literatura, la realidad o la inmortalidad. Son argumentos que siempre han sido muy importantes en la vida de Unamuno. Es decir, respecto al estudio sobre el hombre y su eterna disputa de lo social, de la filosofía y de la teología, sobre la inmortalidad, el existencialismo del yo y el conflicto religioso.  Nos transmite todas estas cuestiones a través de  las hazañas y sobre todo de las adversidades de su protagonista Augusto.                                                            Es en la muerte de Augusto donde Unamuno hace ver sus propios juicios religiosos.  Augusto había decidido matarse, pero al final osa enfrentarse al creador de su existencia ficticia, es decir, a Unamuno, narrador. Aun así, no evitará morir. Así pues, por medio de la historia de Augusto, el autor (Unamuno) con su ingeniosa narrativa ha ido reflejando aspectos que determinan su doctrina: lo trágico, la eternidad y la búsqueda del yo verdadero.   

niebla

Me gusta mucho la utilización de sus  recursos estilísticos como las figuras retóricas que vamos viendo en la obra como la antítesis y la paradoja.  Ejemplo de paradoja:

(…)Ya lo decía mi inolvidable Don Leoncio: ¡no metáis en la cabeza lo que os quepa en el bolsillo! A lo que habría que añadir por complemento: ¡no metáis en el bolsillo lo que os quepa en la cabeza!(…)                                                         

 Antítesis:

( …)Esa mujer que tú dices que es mala, sin conocerla, me ha vuelto ciego al darme la vista. Yo no vivía y ahora vivo; pero ahora que vivo es cuando siento lo que es morir.(…)

Por otro lado, ya en el prólogo, Unamuno realiza juicios sobre la moral de la forma de pensar de las personas que conforma la sociedad española. Cuando dice: “ingenio de puchero” 

(…)a ver si el ingenio colectivo de nuestro pueblo se va agilizando y utilizando poco a poco. Porque le saca de sus casillas el que le digan que nuestro pueblo, sobre todo el meridional, es ingenioso “Pueblo que se recrea en las corridas de toros(…)

También hace ver su patriotismo que considera una religión, su preocupación  sobre el estado de la nación y el futuro de ella 

(…)“¡ Pues sí, soy español, español de nacimiento, de educación, de cuerpo, de espíritu, de lengua y hasta de profesión y oficio; español sobre todo y ante todo, y el españolísimo es mi religión, y  el cielo en que quiero creer es una España celestial y eterna y mi Dios un Dios español(…)”

Pero en cuestiones religiosas la más evidente y espectacular que nos ofrece Unamuno es cuando adquiere el papel de Dios (Dios crea al ser humano)y que tiene el poder de decidir el destino de su personaje de ficción, Augusto, y este decide encararse a su creador por querer matarle:

“ No puede ser! Lo tengo ya escrito y es irrevocable; on puedes vivir más. No sé qué hacer ya de ti. Dios, cuando no sabe qué hacer de nosotros, nos mata(…) No puede ser, Augusto, no puede ser. Ha llegado tu hora. Está escrito y no puedo volverme atrás”(…) Augusto: ¿Conque no lo quiere?, ¿conque he de morir ente de ficción? Pues bien, mi señor creador don Miguel, ¡también usted se morirá, también usted, y se volverá a la nada de que salió! ¡Dios dejará de soñarle! ¡Se morirá usted, sí, se morirá, aunque no lo quiera(…) y se morirán todos los que lean mi historia”.

Bajo mi punto de vista, Niebla es una obra profundamente filosófica y que nos hace ver como en ocasiones nuestra vida se torna  nuvolosa, de ahí parece ser su nombre, Niebla y que todos estamos destinados a morir, nada es eterno.  Me ha encantado que el autor se meta en la obra y los monólogo con su cachorro Orfeo.

ambos

Be Sociable, Share!