¿Acaso los medios reflejan la realidad del mundo?

TEMA 18. (Teoría de la Comunicación)

Lectura: ¿Acaso los medios reflejan la realidad del mundo?

 

 *          *          *

En el tema 18 de Teoría de la Comunicación vemos que, dado el volumen de noticias que llegan cada día, materialmente no se puede comunicar todo, ni con lujo de detalles. En cierto sentido podríamos hablar de una “discriminación” de noticias. Hay que seleccionar. Y aún en las noticias que “pasan la prueba”, hay detalles que se omiten. Es inevitable tener un grado de tendenciosidad.

Quien debe informar se encuentra en la disyuntiva de dar más densidad de detalles o no. O dar menos detalles, menos densidad, con lo que ganará en legibilidad el texto mediático. También con la imagen: poner o no una determinada foto, o retocarla.

En el modo de actuar del comunicador veíamos cinco puntos, como la libertad, diversidad de contenidos, objetividad, etc.

Mirando más de cerca el tema de la distorsión de la realidad, el periodista y escritor polaco Ryszard Kapuscinski escribió un precioso artículo titulado Acaso los medios reflejan la realidad del mundo. Citaré solo algunas ideas.

Hay que seleccionar. Habrá lagunas en la información. La información se puede reducir porque no tengamos más datos, o por lo que el Medio permita o no permita informar, la misma dificultad de obtener la noticia, el no creerlo necesario o relevante… También puede ser que no sea rentable dar bombo a noticias de países lejanos o pobres, o no se quiera hablar de minorías.

Me llamó la atención de lo que dice Kapuscisnky como reflexión: “La instantaneidad y el directo han cambiado las condiciones del periodismo de investigación. Y el imperativo del beneficio ha reemplazado a las más nobles exigencias cívicas”. Este buscar lo que sea rentable, y si no hay lucro, el tema figurará poco o nada.

“Cientos de millones de personas no tienen ningún contacto con los Media”. Me hizo reflexionar en que, como solo tendrá acceso a los Media un reducido porcentaje de la población mundial, obviamente hay que dar lo que interesa a ese público.

“Las tecnologías punta han provocado una multiplicación de los media… La principal consecuencia es el descubrimiento de que la información es una mercancía cuya venta y difusión pueden proporcionar importantes beneficios… Hoy todo ha cambiado. El precio de la información depende de la demanda, del interés que suscita. Lo que prima es la venta. Una información será juzgada sin valor si no consigue interesar a un público amplio”.

Podría poner un ejemplo: Aquí en España se le da relevancia a noticias como las cuentas de la Casa Real, y tan vez ni nos fijábamos tanto en eso otras épocas… Y ahora en la crisis parece que salen a relucir.

Y sin embargo en Corea, por ejemplo, no les viene ni les va lo que pase con esto. También influye la cercanía en el número y calidad de noticias que el “gatekeeper” selecciona. A los coreanos les afectarán otras cosas que a nosotros nos son indiferentes.

Si damos un salto en el espacio y en el tiempo, les voy a mostrar detalles de algo que pasaba en Venezuela antes de la muerte del Presidente Hugo Chávez. Una compañera mía vive en un pueblo que se llama Central Tacarigua, cerca de Valencia, con mucha delincuencia. Escribió lo siguiente que estaban viviendo los pobres de esa población.

<< (26 de febrero de 2013) La situación que estamos viviendo aquí en Tacarigua: Están secuestrando a las personas, en especial a niños y jóvenes. Solamente en este mes ya van siete secuestros, pero lo más grave es que los están secuestrando -según me han informado- para ofrecerlos en sacrificio por la salud de ….. Se meten a las casas con pistolas y se llevan a los niños. Por ejemplo, el caso de una niña de tres meses. Entraron en la casa, ataron a la mamá en una silla y se llevaron al bebé. Ayer se han llevado a una joven de 14 años cuando iba a su casa después de haber salido del liceo. >>

Aclaro brevemente que la brujería y sus ritos, sacrificios, etc., es muy común allí: Una mezcolanza de satanismo, devociones cristianas, supersticiones, etc… No explico más por razón de brevedad.

Ciertamente esta noticia no me llegó a través de la prensa de España, sino a través de un particular, por skype. ¿Por qué lo obvian? No se puede decir todo, materialmente, y no interesa a la gente. Tal vez sí lo mencionen si le hubiera pasado a un rico.

Otras ideas que me han llamado la atención son:

“Desde que está considerada como una mercancía, la información ha dejado de verse sometida a los criterios tradicionales de la verificación, la autenticidad o el error. Ahora se rige por las leyes del mercado…”. Podría darme la idea de una “bienificación”, no de la cultura, sino de la información misma.

“La guerra interna entre los grupos mediáticos es una realidad más intensa que la del mundo que les rodea… Hay que tener la información antes que el vecino… Se producían acontecimientos atroces en Mozambique y Sudán; pero eso no emocionó a nadie porque la jauría se encontraba en el golfo…”.

Aquí veo reflejada esa como “discriminación” de unas regiones sobre otras en cuanto a la producción de noticias, que distorsiona la realidad. Como habíamos mencionado en algunos temas anteriores: Lo que no me llega por la pantalla de los medios, para mí es como si no existiese. “Hasta ahora se aprendía la historia gracias al saber que nos legaban nuestros ancestros… Hoy, la pequeña pantalla es la nueva fuente de la historia, destilando la versión concebida y desarrollada por la televisión”.

Muy bonito lo que decía del jefe que conoce más datos, en perspectiva, que el reportero; también el manipular y crear una visión exótica de la miseria, visión distinta de la real.

Y hablando de la masacre de Ruanda, sobre la que los reporteros no tenían la menor idea de a qué iban en 1994, recomiendo un libro muy bonito Sobrevivir para contarlo, escrito por Inmaculee Illibagiza, que lo vivió en carne propia.

 

Be Sociable, Share!