La radio tradicional se lanza a la aventura: el desafío Web

He vivido la experiencia de dos tipos de radio. Antes consumía tan frecuente la radio como la televisión. La radio era una compañía cuando quería música, o noticias, estar a la última con “los 40 principales, cadena SER”. Si uno quería hacer cosas optaba más por la radio que por la ‘tele’.

locutorEn este post me baso en el artículo La radio generalista en la red: un nuevo modelo para la radio tradicional, escrito por María del Pilar Martínez Costa, Elsa Moreno y Avelino Amoed.

Y en esta asignatura vemos cómo la radio generalista permite servicios en directo y en diferido, y cómo se prefiere el directo para la inmediatez y cercanía. Por su naturaleza, la radio supone también simultaneidad, fugacidad, actualización-continuidad informativa, análisis de actualidad…

Revolución mediática de las últimas décadas

Con el paso de los años se han producido unos cambios que contrastan con fuerza en el modo de consumir este medio de comunicación.

La Ley obliga a adaptarse a la ‘era digital’. Continúa lo propio sonoro, pero entran en juego nuevos lenguajes, nuevas formas de producir, de programar, de hacer participar a los oyentes, de fidelizarlos, según las nuevas costumbres de la sociedad.

Aparte de la revolución que ha ocasionado internet, también está la proliferación de cadenas privadas, competencia de las públicas. Así las audiencias se fragmentan mucho. Hay lucha por captarlas, y mantener las ya fieles.

Pantallazo COPE 1 enero 2017El vistazo de una página web de una cadena radiofónica (cito ahora la COPE) ahora no difiere mucho de un periódico digital. Hay ya un lenguaje multimedia, donde el sonido (que es su elemento tradicional) convive con texto, fotografía, vídeo, etc.

También se adapta a múltiples soportes: no solo el tradicional transistor de radio, sino emite en el ordenador, móvil, etc.

La página web es práctica y tiene buena usabilidad. El uso de etiquetas ayuda bastante. Ofrece ante todo el acceso a la emisión en directo. Luego ya hay otros menús. Y por último los contenidos en sí. Cada titular enlaza a la noticia. Así cada visitante puede escoger los contenidos a su gusto. Un ejemplo: Vidas en movimiento.

El artículo citado

En el artículo citado, los autores hacen un estudio de campo que arroja luz sobre esta metamorfosis en las cadenas: soportes, recursos multimedia, competidores, estrategias, tratamiento de las noticias, amplitud geográfica… La interactividad sobre todo, que personaliza e intensifica el diálogo con la radio. Ahí apunta el cambio.

Ese artículo recoge un análisis de cinco cadenas generalistas de España, desde sus páginas web, entre los años 2006 y 2011. Se fijan en la evolución de temáticas, contenidos complementarios, servicios asociados exclusivos de su web, y técnicas de interactividad que usan. Aplican otros criterios de estudio: como el número y tipo de noticias, el tratamiento multimedia y narrativo y las técnicas de interactividad.

Concluyen en la mejora notable de su presencia en internet: diseño, navegabilidad, calidad de la web… las ofertas de contenidos complementarios, el obligado recurso al hipertexto y contenidos multimedia.

Sobre la interactividad mencionan el recurso continuado al diálogo con el oyente, sindicación, mejor sonido, incluso contenidos generados por el oyente. Aprovechar la capacidad de la red para conocer mejor su audiencia (datos cuantitativos y cualitativos), qué se demanda (información o entretenimiento).

Hablando de interactividad: antes la posibilidad de participar en la radio era más limitada. En general la recepción era bastante pasiva y unidireccional.

Ahora esto ha cambiado. Y como los oyentes participan más, también la cadena se ha tenido que adaptar, no solo técnicamente, sino su misma orientación: cuenta mucho más lo que dice y desea el público, se ‘acerca’ a la comunidad

En la COPE hay lugar para personalizar individualmente lo que quiere oír, escoger según los temas de interés de cada uno: información económica, cine, solidaridad, opinión de expertos inmobiliarios, casos de superación, etc. Las RRSS ayudan a mantener la comunidad (el 2 de enero, más de 23 tuits). En los magacines, por ejemplo, dan su contacto en redes sociales.

¿Qué aporta internet?

Traigo una idea de Gorka Zumeta (está en COPE-Interactivos, y tiene artículos en su blog y Redes):

“Internet no es un medio en sí mismo. Es una suma casi infinita de medios y de contenidos” (G. Zumeta, 2016).

tumblr_lhdkg5aH7T1qz7ptyMe llama la atención el hecho de que muchas veces he entendido que internet era un medio de comunicación más. ¿Puede serlo, y dar una peculiaridad que lo distinga de los demás Media? O en una época de ambigüedad e hibridación, sin fronteras claras, internet sea una mezcolanza de todo un poco. Me ha hecho pensar, y me parece correcto.

Internet ha supuesto un reto para todos los medios de comunicación tradicionales a partir de los años 90. Hay “un antes y un después”. También la radio está afectada por la tecnología que se abre paso más y más en la cultura posmoderna.

Una cuestión forzosa: adaptarse o morir

“Son numerosos los autores que han destacado la importancia de redefinir tácticas, productos y contenidos que atiendan a las demandas del nuevo modelo de radio en la convergencia digital” (M.P. Martínez, E. Moreno y A. Amoedo, 2012: 167).

Este artículo muestra el proceso que han pasado esas cinco radios ya ‘adaptadas’. Hay que aprender de ellas a personalizar, apuntar a las audiencias, medirlas, aplicar las nuevas formas de financiación…

Y los autores plantean retos de adaptación de la nueva radio, en los ámbitos:

  1. del modelo de narración,
  2. del de producción,
  3. del de programación,
  4. de participación y escucha.
  5. Y atender la Comunidad de oyentes, como valor añadido a la ‘marca’ radiofónica.

En el ejemplo de la COPE, veo un buen uso de la narrativa multimedia. Un ejemplo de lenguajes multimedia que se integran: “Vidas en movimiento”.

No he podido compararla con su forma offline. Veo contenidos del emisor, pero pocos generados por los usuarios. ¿Será posible esto?

La producción, veo que es abundante, de distintos temas, y procuran formar comunidad con las Redes, lo cual es positivo.

 

Bibliografía:

Be Sociable, Share!