Elecciones en España: Vox o los derechos de las mujeres

No fue sino a fines de 1933 cuando las mujeres españolas votaron por primera vez en unos comicios. Una de las pioneras en esta histórica reivindicación por los derechos de las mujeres fue la diputada Clara Campoamor, quien en las cortes republicanas en 1931 manifestaba: “Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en la política, para que la política sea cosa de dos, porque solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar; las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí vosotros a legislar, a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras”[1]

El alegato de Campoamor se hizo efectivo en las elecciones de 1933 y desde el regreso a la democracia tras las sombras de la dictadura franquista, los derechos de las mujeres no habían estado tan en riesgo como en el proceso de elecciones generales de España de este año.

Durante el periodo electoral, el partido de extrema derecho Vox acuñó propuestas de campaña como desproteger a las mujeres contra la discriminación laboral, derogar la ley contra la violencia machista, así como la de promoción de la igualdad y la de los derechos LGBTI, calificadas como “ideológicas” por parte de los principales portavoces de la formación política.

En redes sociales estas propuestas han contado con reacciones de rechazo muy fuertes, como la que impulsó la periodista Cristina Fallaràs con su hastag #ApuntaMiNombreVox ante la propuesta de este partido de perseguir a los funcionarios públicos que trabajan en la Junta contra la Violencia de Género y que se convirtió en tendencia en pocas horas.

La dirigente socialista Susana Díaz Pacheco también expresó su rechazo a este tipo de políticas a través de su cuenta de Twitter, en la que además de sumarse a la etiqueta, señalaba a otros partidos de derechas como Ciudadanos y el Partido Popular a condenar este tipo de propuestas:

Captura

El aborto fue otro de los temas álgidos de la campaña. Vox manifestó un inusual interés en el cuerpo de las mujeres y entre sus prioridades se encontraba “prestar atención a las mujeres con embarazos no deseados” y proporcionarles “alternativas” a la interrupción del embarazo. Durante una entrevista con Susana Griso, Santiago Abastal, Presidente de Vox llegó incluso a afirmar “Tu cuerpo es tuyo pero el que llevas dentro no”, dejando meridianamente clara su posición contra la autonomía de los cuerpos de las mujeres, sus decisiones respecto a su salud sexual y reproductiva y manifestando querer retroceder más de 35 años atrás, a una ley del ex presidente Felipe González e incluso con “ajustes”.

Durante una entrevista del reconocido periodista español Iñaki Gabilondo con Ignacio Escolar, director de eldiario.es, Gabilondo señaló que “Vox es el franquismo, exactamente lo que nos quisimos quitar de encima”, y es que los vínculos de los máximos líderes de Vox con el franquismo, como señala en su artículo Diario Público están íntimamente relacionados. Algunas otras declaraciones polémicas y que consiguieron evidenciar el carácter antidemocrático de esta formación, fueron las del Secretario General de Vox, Ortega Smith, cuando aseguró que los fusilamientos franquistas fueron “con amor”.

Estas posiciones fueron debatidas, cuestionadas y denunciadas por dirigentes de partidos políticos como Izquierda Unida (IU), el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) o PODEMOS a través de encuentros ciudadanos, entrevistas radiales y debates televisados. Irene Montero, líder de Unidas Podemos advertía a las mujeres en el debate de RTVE que “como gobierne la derecha ya vemos lo que va a ocurrir, que cuando una mujer quiera abortar le van a decir tenías que haber pensado antes lo que llevas dentro, y que cuando te violen va a venir una mujer como Cayetana Álvarez de Toledo a decirte hombre querida no es para tanto”, al tiempo que hacía un llamado contra el absentismo de las mujeres respecto al 28 de abril porque “están en juego nuestras vidas”.

 

A pesar de estas beligerantes y ultraderechistas posiciones, en las elecciones generales que se llevaron a cabo el pasado domingo, Vox alcanzó una importante representación en el Congreso de los Diputados obteniendo 24 escaños y más del 10% de los votos.

Este importante resultado dio cabida a felicitaciones de otros líderes de extrema derecha como Jean-Marie Le Pen, que a través del siguiente mensaje:

LPen

Se congratulaba, con un lema de la dictadura franquista, de los resultados electorales de Vox.

Sin lugar a dudas los comicios de este domingo dejaron grandes aprendizajes y fueron fruto de análisis político no sólo en el Estado español, sino también en otros muchos países. Los resultados dan un respiro a los derechos de las mujeres, pero también invitan a la reflexión y una mayor articulación y unidad por parte de los movimientos sociales y organizaciones de Derechos Humanos.

[1] Extraído de: Debate Voto a las Mujeres, Apuntes de Historia de España: https://www.docsity.com/es/debate-voto-a-las-mujeres/3781490/

Be Sociable, Share!