Trabajo: Teoría

El contenido del artículo encaja perfectamente con la definición del concepto de masa de Robert Park y Herbert Blumer. Esta implica que se trata de un grupo de gran tamaño, cuyos miembros no se conocen entre sí y carece de identidad y de voluntad propia. Aunque esta teoría ha sido criticada y forma parte de una concepción ideal más que a una realidad, define perfectamente el fenómeno de fans en los adolescentes.

El artículo cuenta con opiniones de refutados científicos para tratar de dar respuestas basadas en estudios químicos. Si bien es necesaria una explicación empírica sobre por qué el cerebro responde a los estímulos del fanatismo, podemos encontrar la causa de todo el fenómeno fan en las leyes del mercado.

Los fans como audiencia tienen a los medios como fuente de sus gustos. Es decir los medios establecen una relación calculadora en la que crean los gustos de los consumidores. Cada época fabrica a sus propios ídolos, dice Mariana Galdós. No es aleatorio que triunfe un determinado producto, sino que son los propios medios quienes crean y publicitan los contenidos para modelar la conducta de los consumidores. Los adolescentes que no han formado ni su identidad ni sus aficiones son el objetivo ideal de estos fenómenos, haciendo de estos productos sus modos de vida. La necesidad de pertenencia a un grupo para reafirmar o crear una identidad explica porqué tiende a darse mayoritariamente en jóvenes. Pero no sólo las chicas adolescentes son las integrantes del fenómeno fan. Todo tipo de públicos muestran la adoración de artistas o deportistas que son vitoreados, alabados e idealizados ya que desearían ser como ellos.

La evolución de los medios de comunicación ha favorecido que el fenómeno fan se haya hecho más visible. En todo momento se tiene información de qué hacen fans de otros puntos del mundo y se copian comportamientos que como dice Eduardo Punset, sin la presencia del grupo podrían quedar fuera de lugar y hasta resultar ridículas.

Otro factor que se ha visto alterado por la evolución de los medios es la relación, aunque sigue siendo asimétrica, se crea un nexo con el artista ya que se tiene una falsa sensación de cercanía. Pero esta relación aunque asimétrica es necesaria tanto para los fanáticos como para los alabados.

Aunque se de den explicaciones científicas, el auténtico motivo del fenómeno fan adolescente es el monetario. Resulta un publico fácil de moldear, y su fanatismo se traduce en grandes ingresos directa (venta de entradas, merchandising, etc…) e indirectamente (publicidad). El seguidor fiel no escatima en gastos económicos y temporales, motivo por el cual los medios ponen en marcha toda la maquinaria de promoción para rentabilizar al máximo sus productos. Y cuando este producto no resulta rentable o bien porque la moda ha cambiado o bien por que se da un relevo generacional, se crea un producto nuevo que mercantilizar.

Considero que el artículo es un muy buen ejemplo de cómo este tipo de audiencia se comporta y hasta donde pueden llegar los fans por sus ídolos. Si bien no comparto este tipo de conductas, las considero propias de una determinada edad.

Gracias a trabajar en el Festival De Cine De San Sebastián puedo observar una vez al año como los adolescentes desgastan sus voces chillando cada vez que estrellas internacionales de la talla de Brad Pitt o Benicio del Toro recorren el trayecto desde sus vehículos hasta el hotel Maria Cristina. O como salen despavoridas cuando alguien dice que Mario Casas entra por la puerta trasera. Pero también veo como Oliver Stone pasa inadvertido o como Robert Duvall se toma tranquilamente un pincho mientras que la gente ni siquiera le reconoce. El fenómeno fan tiende a basar su conocimiento en lo que es tendencia e ignorar el resto.

Pero no todos los fans son producto de los medios. Volviendo a San Sebastián y al cine, pero esta vez tomando como referencia el Festival De Cine De Terror, puedo destacar su público fiel. Fans incondicionales que se reúnen todos los noviembres y esperan dos o tres días frente a las taquillas para comprar sus abonos. Para ellos, algunos rozando la cuarentena y con identidades formadas, hacer la cola forma parte del propio festival y no conciben la experiencia sin ese primer acercamiento.

Es esencial entender las audiencias para ofrecer contenidos que se ajusten a sus necesidades, ya sea creando productos que moldeen a los receptores o que respondan a las necesidades de un determinado grupo social. Pero como el fan necesita del artista y el artista necesita del fan, los medios necesitan conocer y analizar las audiencias para poder comunicar sus contenidos de manera eficaz.

 

Fuente de los vídeos youtube.

 

Be Sociable, Share!