El cubismo a análisis: Pablo Picasso

Dos obras a análisis de uno de los percusores del cubismo: Pablo Picasso.

El guitarrista, 1910

La obra “El Guitarrista”, de 1910, de Pablo Picasso, recoge las características del cubismo analítico, un estilo austero, en el qué las líneas descomponen las figuras exigiendo un análisis de la obra para entenderla.

En el estilo analítico a los artistas les interesa la visión total del objeto. Suelen mezclar la figura humana con objetos, como es el caso de nuestra obra en cuestión.

Picasso, a través de  líneas rectas, diagonales y curvas (geometrización) compone el cuadro. Se trata de un hombre sentado sujetando a una guitarra. Se puede observar con algunas líneas parte de la guitarra (en el centro), el brazo derecho sujetándola en un ángulo de 90º, el hombro izquierdo y una bota izquierda (abajo), por ejemplo, aunque para todo lo demás, la composición se hace demasiado abstracta. Los planos se funden haciendo imperceptible distinguir entre fondo y objeto principal, aunque está claro que el centro del cuadro copa toda la importancia de la obra.

Los colores son austeros  y monocromáticos. Pasan a un segundo plano en la obra pues el artista pretende que nos fijemos en la idea que nos da la unión de las perspectivas de los diversos ángulos que componen la figura, otra característica de las obras del cubismo analítico: la descomposición facetada.

Hay que reflexionar sobre la idea del cuadro para entender el mensaje del artista lo que da un carácter intelectual al estilo.

 Guitarra, 1912

La obra “Guitarra”, 1912, de Pablo Picasso representa la época del cubismo sintético, un período de estilo más simplificado, en que la idea es sintetizar todo lo posible, dando una nueva visión de la realidad.

Al contrario de la fase anterior del cubismo que buscaba la descomposición de la obra y su análisis más profundo, buscando la visión total de la figura, el cubismo sintético, a parte de la simplicidad, marca la vuelta del cubismo a los detalles más realistas y de un estilo que con una parte del objeto es capaz de expresar un todo, sintetizando así la figura. Los colores vivos, alegres, vuelven a lucir en las obras pictóricas.

Los cubistas (cubismo sintético) fueron los primeros en introducir la técnica del collage, que permitía una textura más variada: consistía básicamente en construir figuras/objetos nuevos a raíz de otros objetos, componiendo así la imagen. Eran (re)utilizados papel, alambres, madera y otros varios tipos de materiales.  La figura ganaba así su importancia al finalizar la obra, con lo que se había creado, y no al principio, como modelo para esta.

Hay que decir que la obra de Picasso titulada “Guitarra” fue la primera escultura cubista. Era una forma de rediseñar el objeto, dando nueva perspectiva. Descompone los objetos utilizados para “montar” su escultura. La guitarra de Picasso está hecha con la técnica de collage en la que se utilizaron cartón, cartulina, cuerda y lápiz, sintetizando ese instrumento con su obra.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>