LOS HIJOS, LA EDUCACION Y LA MEJOR ELECCION

La elección del colegio perfecto, comprende muchas variables y dudas, sobre todo en los padres al pensar si están escogiendo el centro escolar correcto para el futuro de sus hijos.

 

El primer factor que incide en la decisión del colegio proviene del entorno en el  comportamiento del consumidor. Hay diferentes elementos a tener en cuenta:

 

La primera es la influencia cultural, primeramente los padres de acuerdo con el artículo leído, deben preguntarse cómo quieren que sea su hijo en un futuro, como se lo imagina y que valores cree que son mejores para él. Por eso en este primer factor los padres deben tener muy claro cuáles son los principios ideológicos, morales y religiosos que quieren inculcar a sus hijos. Si la familia, prefiere que el niño adquiera unos principios de generosidad y solidaridad o que su hijo aporte valores a la sociedad. Cual es la mejor elección en este caso: un colegio religioso o uno laico? Esta es la primera decisión que se debe tomar para tener claro dónde empezar a buscar.

 

El segundo factor es la influencia de la clase social, en este apartado hay diferentes elecciones que también dependerán sobretodo de la economía familiar y de ahí salen las tres opciones a elegir: Público, Privado o Concertado? Las tres opciones son buenas, y aunque siempre se han visto los colegios privado o concertados con mayor prestigio, según Carmen Guaita, comenta que la educación pública es sensacional y de buena calidad. Los padres con una economía baja tienen que tener en cuenta la posibilidad de llevar a su hijo a un colegio privado y que por esos mismos motivos el niño no pueda adaptarse, porque a pesar de estar en ese colegio no tiene las mismas facilidades fuera del centro como los demás.

 

El tercer factor muy importante a tener en cuenta son los grupos de referencia e influencias de la familia, es decir, las opiniones de otros padres sobre la elección de un colegio pueden aclarar muchas incógnitas. Es muy importante saber cuál es la relación entre los alumnos y los profesores y también cual es la relación entre profesor y padres. Saber si hay facilidades a la hora de concertar una tutoría, que tipos de docentes hay en el centro, si estos están dotados de alguna especialidad como la psicopedagogía y psicología para cualquier problema que pueda tener el niño en la escuela.

 

Los grupos de referencia influyen en el consumidor de tres maneras distintas:

De tipo informativo: adaptando este apartado a la elección del colegio, los padres intentan recabar información de todas las partes posibles para reducir la incertidumbre y hacer la elección correcta. Como ya hemos comentado anteriormente, hay infinidad de preguntas que una familia se hace antes de elegir, empezando sobre la ideología del colegio, pasando por las actividades extraescolares del centro, la orientación y terminando por la cercanía y el horario de la escuela. Los padres intentan reducir la lista de factores a través de la información que consiguen con las visitas a los centros, las charlas con los profesores, preguntas a otros padres y decisiones personales de familia.

Influencia de tipo normativo: Los padres no deben dejarse llevar por una norma social, deben permanecer firmes en sus pensamientos y mirar exclusivamente por sus hijos.

Influencia compartida: Buscar otras opiniones de un centro que creemos es el adecuado para tener valoraciones positivas de otras personas.

 

La elección de un colegio y las fases de decisión de la compra.

En primer lugar, se reconoce que hay una necesidad y se tiene la necesidad de satisfacerla. En este caso es la necesidad de unos padres para encontrar el mejor centro escolar y satisfacer los deseos de su hijo, eligiendo la mejor opción.

En segundo lugar, el consumidor busca la información necesaria para satisfacer dicha necesidad. Como hemos explicado anteriormente, unos padres que buscan un colegio por primera vez tienen miles de preguntas que desean resolver, para ello buscan todo tipo de información ya sea a través de otros padres con distintas opiniones de varios centros, la información que los profesores también puedan ofrecerles.

En tercer lugar, evaluación de los diferentes productos y marcas, en este caso hablamos de distintos centros escolares. Aquí los padres deben hacerse grandes preguntas y decidir entre un colegio público, privado o concertado, si quiere que sea laico o religioso, la cercanía y distancia de su casa, y las actividades que ofrece cada centro educativo.

En cuarto lugar, la toma de decisión de comprar, aplazar o puede decidir no comprar. En este caso esta idea no es viable, ya que los padres deben de encontrar un centro por obligación. Pero si es su elección, decidir cual se ajusta más a las necesidades de su hijo.

En último lugar, la satisfacción o la insatisfacción. Es difícil hasta que pasa un periodo de tiempo, que una familia sepa si ha hecho la elección correcta, sobre todo si el niño es muy pequeño y todavía no sabes cómo puede ir evolucionando y adaptándose a los cambios. Lo que a un padre le puede parecer la mejor elección para su hijo, puede no encajar con él y su entorno, por eso, según el artículo, hay que tener mucho en cuenta la valoración del niño más que la de los propios padres.

Be Sociable, Share!