La fuerza de Chimamanda Ngozi Adichie

Chimamanda Ngozi Adichie / Oliver Contreras

Chimamanda Ngozi Adichie. | Oliver Contreras. El País

Contar historias es una de las bases de la comunicación humana. A través de ellas se ha construido y comprendido el mundo en el que vivimos. Es una habilidad esencial, cuya máxima expresión se refleja en los libros. Con la invención de la imprenta se potenció el poder del autoaprendizaje: leyendo un libro uno se empodera, no necesita la intermediación de nadie más que de la acción de pasar las hojas y disfrutar con la lectura.

África es uno de los continentes que más se han construido con los ojos de personas que no vivían allí. Durante siglos de explotación, la mirada sobre muchos países de África era la mirada de los europeos que viajaban al continente para hacer negocios que principalmente les beneficiaran. Más tarde, se sumaron las miradas de misioneros y periodistas, que intentaban mejorar o denunciar las condiciones de las personas que sufrían los conflictos que asolaban muchos de los países del vasto continente. Pero, ¿se había cambiado el modo de mirar y explicar la vida de millones de africanos?

Ryszard Kapuściński, pese a la polémica derivada por la publicación de un libro que pone en duda su ética profesional, es considerado un mito en el periodismo. Cuenta con acérrimos defensores y detractores pero es uno de los periodistas extranjeros que ha quedado en la posteridad como un reflejo respetuoso con el continente africano, por su escritura limpia y cuidada.

Sin embargo, una de las mejores formas de acercarse a la diversidad de África es leyendo a escritores africanos, pues son fieles a su propio sentir, ágiles y reveladores. Como afirma una de las escritoras más destacadas en la literatura contemporánea africana, “las historias importan. Muchas historias importan. Las historias han sido usadas para desposeer y para difamar, pero las historias también pueden dar poder y humanizar”. Así, Chimamanda Ngozi Adichie (Nigeria, 1977) matiza el hecho de contar con diversos puntos de vista, porque contar una única historia -de un continente, de un país o de una persona- es peligroso, ya que se cae en el riesgo de encerrar esa historia siempre en los mismos marcos. En definitiva, de caer en el estereotipo.

Chimamanda Ngozi Adichie: El peligro de la historia única. | CharlaTED. Año 2009

En concreto, la escritura de Chimamanda Ngozi Adichie es un ejemplo de cómo mostrar todas las aristas de una historia. En sus libros se encuentran las verdaderas historias de muchos migrantes africanos, y en concreto, nigerianos, que como ella, tuvieron que dejar su país de origen y comenzar una vida en otro continente.

Uno de los libros que la encumbró a la fama mundial como una de las escritoras africanas de la diáspora más conocidas fue Americanah, publicado en el año 2013, y que recibió el premio un año después, del Círculo de Críticos Nacional del Libro de Nueva York en la categoría de ficción; al que se suman varios más, en años venideros. Con el lenguaje transparente que caracteriza a sus obras, explica la vida de Ifemelu, una joven nigeriana que decide huir de la guerra en su país para instalarse en Estados Unidos, donde ha quedado en encontrarse con su pareja, aunque éste tendrá más complicado llegar al destino. Mientras le espera, experimenta nuevas sensaciones, como sentirse extranjera y negra, y lidia con una recién descubierta ventana al racismo social y cómo esto afecta a su identidad.

Las críticas no tardaron en llegar tras su publicación y el éxito fue -y sigue siendo- rotundo. Elizabeth Day, periodista y escritora inglesa, comenzaba escribiendo sobre la novela en el periódico The Guardian: “Hay algunas novelas que cuentan una gran historia, y otras que hacen que cambies el modo de ver el mundo”, y finalizaba: “Americanah es un libro auténtico, que combina a partes iguales lirismo y erudición. Más que esto, es un libro importante -y cuya importancia no sobrecarga la necesidad de contar una apasionante y verdadera historia humana”. La revista Vogue, por su parte, matizaba: “es una cosa rara en la literatura contemporánea de ficción: una exuberante historia de amor que también es una penetrante y divertida crítica social”.

Así, se considera una de las obras más leídas de los últimos tiempos y ya son varias las ediciones que tiene a sus espaldas bajo la editorial Literatura Random House. Unido a esto, pasados ya siete años desde su debut, el paso a las pantallas era cuestión de tiempo. En septiembre del pasado año, se anunciaba que HBO MAX, el servicio de streaming vía Internet que llega a Estados Unidos el 27 de mayo de 2020, ofrecerá una serie sobre Americanah que protagonizará Lupita Nyong’o y cuyo guión será escrito por Danai Gurira.

Mientras se espera la serie de la aclamada novela, es posible leer el primer capítulo en este enlace, pues se encuentra publicado online, y empujar a su compra en pequeños comercios libreros, dados los extraordinarios momentos que se viven actualmente debido al coronavirus. O quizá abrir boca para adquirirlo en la próxima feria del libro que se celebrará el próximo 2 de octubre de 2020.

 

Be Sociable, Share!