La brecha salarial crece entre las personas con y sin discapacidad

En 2013, Ángela Bachiller se convertía en la primera concejal de un municipio español con Síndrome de Down, tras dos años y medio desempeñando las labores de auxiliar de administración en el Ayuntamiento de Valladolid.

Su historia (1) es inspiradora y empoderante, más si vives con alguna discapacidad. Sin embargo, al analizar las características del mercado laboral al que aspiran las personas con diversidad funcional, encontramos numerosas desigualdades que plantean un escenario desfavorable para su desarrollo y realización profesional igualitarios. Y ya no solo equiparado al resto de la sociedad, sino también dentro del propio colectivo.

Periodistas con discapacidad en Australia

Un programa impulsado por Australia ayuda a las personas sordas a realizarse profesionalmente como periodistas en Fiyi (Fuente: wikicommons)

En España residen 2.564.893 personas con discapacidad, según los registros publicados hace tres años por el IMSERSO. La cifra difiere notablemente de los 3.847.900 estimados por el Instituto Nacional de Estadística en 2008 -un 8,5% de la población registrada por el padrón a esa fecha-, y confirma las distorsiones administrativas que dificultan que las instituciones puedan mejorar la atención de sus necesidades en las diferentes facetas y etapas vitales.

No obstante, y en clara relación con el apoyo prioritario del Estado a la investigación del entorno laboral, el pasado 8 de febrero el INE reveló los datos de su estudio sobre el salario de las personas con discapacidad, que hoy os acercamos con ánimo de poner el foco en la situación de desventaja del colectivo dentro del mercado de trabajo.

El mercado laboral español, epítome del capacitismo

En 2014, la media del salario bruto de los trabajadores con discapacidad fue de 19.023,10 €, un 0,6% menos que el año anterior y 3.934,90 € menos que el salario bruto medio de un trabajador sin ninguna condición funcional específica.

Esta diferencia se agudiza cuando desglosamos el salario medio según tipo de discapacidad, ya que, dentro del propio colectivo, existe una significativa segregación entre el sueldo al que se aspira si el individuo, por ejemplo, vive con una deficiencia motora –20.075,70 €- o una discapacidad intelectual –11.619,50 €-.

No obstante, entre estos lamentables resultados nos ha llamado especialmente la atención que en la región con mayor renta per cápita del Estado, la Comunidad de Madrid, las personas con discapacidad sufran la brecha salarial más acentuada.

Evolución del sueldo de las personas con y sin discapacidad en España

Los trabajadores con discapacidad han visto mermar su sueldo en los últimos años de manera más aguda que sus compañeros (Fuente: ine.es)

En este territorio el colectivo ha experimentado en los últimos 4 años una fluctuación salarial que no se corresponde con la registrada en el total de la muestra estudiada, llegando a percibir de media anualmente 5.586 € menos que las personas sin discapacidad reconocida, algo que implica cobrar 3,1 € menos por cada hora de trabajo. Por lo contrario, las regiones más igualitarias en equiparación de sueldos son el sur de España (Andalucía, Región de Murcia, Ceuta y Melilla) y las Islas Canarias, comunidad donde las personas con discapacidad pueden ingresar un 0,3% más a la hora.

Y si bien conocemos los beneficios fiscales que recibe el sector privado por contratar a trabajadores con discapacidad (2) no se puede denominar de otra manera que como discriminatorio el proceso por el cual las personas con diversidad funcional han visto reducido su sueldo medio en los últimos cuatro años de una manera más aguda que el resto de sus compañeros.

Este fenómeno ha afectado a todos los trabajadores del colectivo con independencia de su grado o tipo de discapacidad, lugar de residencia, sector, tipo de contrato…  pues ha sido estimado en relación a su posición en la escala laboral.

En términos generales, mientras un trabajador común ha visto crecer su sueldo anual bruto 115,4€ de 2010 a 2014, los trabajadores con discapacidad han sufrido una inmotivada y lacerante reducción de 1.530,20 € durante el mismo periodo.

Gráfico salarios INE

Menos en las Islas Canarias, los trabajadores con discapacidad cobran menos por hora en toda España (fuente: ine)

De esta manera, se observa que mientras en los puestos de dirección y gerencia, técnicos, científicos, intelectuales y de apoyo ostentados por personas sin discapacidad los sueldos brutos han sido reducidos en 128,20€, las personas con discapacidad que efectúan el mismo trabajo han percibido 2.826,30€ menos al año.

Igualmente, este fenómeno tiene lugar en el estrato laboral central, ya que empleados, artesanos y trabajadores cualificados sin discapacidad han visto su sueldo anual bruto reducido en 216,30€, los mismos trabajadores del colectivo con discapacidad han experimentado una merma de 1.100,90€ de media.

Es el segmento inferior, el que reúne a operadores y trabajadores no cualificados, en el que se aprecia una distorsión menor, pero no por ello inexistente, puesto que en el periodo estudiado los trabajadores sin discapacidad reconocida experimentaron un incremento de su sueldo en 340,60 €, mientras que los trabajadores con discapacidad cobraron 181,70€ menos al año.

Como apunte de ligero optimismo -a la par que ironía- los mismos datos que evidencian las carencias de nuestro sistema en la integración laboral de la diversidad funcional nos muestran que, dentro del colectivo, las trabajadoras experimentan una desigualdad salarial frente a los hombres de un 14,02%, casi 5 puntos menor que la media nacional, que se estima en un 18,8% según Eurostat.

Y es que, con toda seguridad, si además de las desigualdades que hemos descrito existiera una brecha más pronunciada también entre géneros, a lo único que motivaría a las trabajadoras es a no salir de casa.

 

REFERENCIAS:

· Ángela Bachiller: «La sociedad debe creer en las personas con discapacidad porque somos capaces». (R. Travesí. 2013) Recuperado de: http://www.eldiadevalladolid.com/noticia/Z81115291-040D-B685-AD99B9B4BA4D9A90/20131230/angela/bachiller/sociedad/debe/creer/personas/discapacidad/porque/somos/capaces

· Contratar personas con discapacidad es rentable, justo y responsable. Fundación Adecco. Recuperado de: http://fundacionadecco.org/azimut/contratar-personas-con-discapacidad-es-rentable-justo-y-responsable/

· La brecha salarial de género en España, la sexta más alta de la Unión Europea. (Alejandro Bolaños. 2016) Recuperado de: http://economia.elpais.com/economia/2016/03/07/actualidad/1457378340_855685.html

 

 

Be Sociable, Share!