La radio tradicional aprende a navegar por Internet – Úrbez Barranco Girón

El texto nos sugiere que el desarrollo de Internet plantea un nuevo entorno comunicativo para la radio; ya que supone una nueva oportunidad para enriquecer las estrategias discursivas del medio radiofónico, una mayor interactividad y llega a una audiencia variada.

Realmente, yo nunca he disfrutado de la escucha de la radio hasta hace menos de dos años; gracias a jun programa de radio de la cadena SER del que más adelante hablaré, y por eso mismo no he sido partícipe de la evolución del medio, sin embargo, si que lo he sido de la Tv.

Es obvio que, para acoplar al medio a la Red, es necesario que haya una transformación en los estándares radiofónicos; ya sea en el modelo:  narrativo, de producción, de programación, de participación o en la propia marca radiofónica y su valor añadido. Ya no tiene sentido pensar que la radio en Internet es únicamente un medio más por el cual se va a reproducir lo emitido en radio, porque estaríamos dejando a un lado la infinidad de herramientas multimedia que nos brinda el nuevo medio, la capacidad singular que tiene Internet parCabina-de-Radio-2a romper con las fronteras y la posibilidad de convertir a cualquiera en comunicadores.

Se nos presenta una investigación realizada desde el curso 2006 / 2007 hasta el periodo 2010 / 2011, en ella se nos explica la evaluación de la presencia de las cadenas SER, COPE, Onda Cero, Punto Radio y Radio Nacional en Internet, además de que profundiza en el análisis de la estrategia informativa de sus respectivas webs. Las fichas utilizadas para el trabajo de campo recogen la evolución de cuatro elementos de estudio: temáticas que destacan en el sitio web, contenidos complementarios, servicios asociados (exclusivos para la web) y las técnicas de interactividad. Posteriormente, a las muestras obtenidas se les aplicó una ficha de análisis de contenido según los siguientes elementos: número de noticias que se ofrecen en la página web, temas informativos con los que casan, tratamiento multimedia de las noticias publicadas en portada y técnicas interactivas disponibles para el usuario. Como cabía esperar de un mundo lleno de competitividad, se percibe mejora la presencia en Internet de las grandes cadenas generalistas y como el oyente adquiere un carácter más activo, lo cual nos augura que la radio española va por el buen camino de la nueva forma de hacer radio.

Como antes he dicho, el programa que me animó a amar todo lo relacionado con el mundo radiofónico fue “La Vida Moderna”, un programa locutado entre David Broncano, Quequé e Ignatius. Este programa es un claro ejemplo de todo lo que se nos ha explicado en el texto; solo decir que la primera vez que los escuché no fue desde la radio ni desde un podcast, sino que directamente los encontré desde la plataforma “YouTube”, en la que suben la grabación audiovisual de sus programas radiofónicos.

El espacio tuvo unos comienzos muy humildes; debido en parte a que su horario de emisión por radio era a la 1:30 de la mañana entre semana, y como me ocurrió a mí, su consumo en diferido (podcast o Youtube) les permitió llegar a la genModerte; en especial a un público joven, aunque es cierto que son capaces de conectar con personas de todas las edades.

El programa tiene su propio apartado en la web oficial de la Cadena SER (http://cadenaser.com/programa/oh_my_lol/la_vida_moderna/), en la cual publican todos sus programas con enlaces de la plataforma YouTube, publicitan sus perfiles en Redes Sociales, cuentan con un subapartado de Spotify en el que incluyen todas las canciones que utilizan en el programa y en cual puedes suscribirte para poder asistir como espectador para la grabación en de los programas.

Lo que más diferencia a este programa de radio de los demás es el factor de la interactividad, pues es una constante que los fans de “La Vida Moderna” mantengan una relación activa con el programa; ya que muchas veces son los propios oyentes. a través de las redes los que completan el guion de los locutores, ya sea porque les envían noticias, fotografías, vídeos o les cuentan anécdotas que les han sucedido.

A parte de lo anteriormente mencionado, el programa es en su totalidad transgresor; no solo arremete con todos como “South Park” en Estados Unidos o “Charlie Hebdo” en Francia, sino que experimenta con los límites de la radio; por poner ejemplos, en una ocasión grabaron un programa desde el Valle de los Caídos, en otra permanecieron un minuto de silencio en antena e incluso llegaron a crear una nación ficticia a la que bautizaron como “Morderdonia”.

Puede que “La Vida Moderna” pueda mostrarse en ocasiones cercana a la izquierda, pero bien es cierto, que arremete contra ambas ideologías; y seguramente muchos le criticaran por la falta de profesionalidad, pero ese mismo rechazo a los convencionalismos radiofónicos es lo que muchas veces les permite maniobrar con más independencia que otros espacios, al igual que lo haría un comunicador más de la Web 2.0.

 

 

 

 

Be Sociable, Share!