«(…) Derribados pero no destruidos». 2 Corintios 4:9b

Las llamas envuelven Notre Dame. FUENTE: El Mundo, 2019.

Las llamas envuelven Notre Dame. FUENTE: El Mundo, 2019.

18:50 GMT del 15 de abril de 2019. Según el portavoz de Notre Dame, a esa hora se habría declarado el incendio en la Catedral parisina. Las llamas se podían observar desde kilómetros de distancia y mucha gente se apostó en los alrededores para contemplar horrorizada cómo el fuego se expandía a costa de los esfuerzos de los bomberos. Alrededor de una hora más tarde, se pudo ver el desvanecimiento de la aguja de la Catedral y parte del techo colapsó. Los bomberos trabajaron toda la noche tratando de luchar en contra del infierno, hasta que al día siguiente se pudo informar que el incendio se había extinguido y que no todo estaba perdido. ¿Cómo es que Nuestra Señora se mantuvo en pie hasta hoy? 

Observa cómo El País informó sobre el incendio, hora a hora.

Durante años, la Catedral de Notre Dame ha sido un símbolo emblemático europeo. Siendo la parada turística obligatoria, esta maravillosa obra arquitectónica no solo destaca por su belleza externa, su imponencia en medio de la ciudad y su historia. También son impresionantes sus dimensiones: tiene una planta de cruz latina, característica del Gótico temprano, con 5 naves y capillas laterales. Cuando fue construida, las calles de París eran aún estrechas, lo que hacía inevitable que todo el mundo se asombrara, incluso al salir de su casa, ante la majestuosidad de sus 130 metros de largo, 48 de ancho, 69 de altura y su aguja que le da una altura máxima de 96 metros. La tristeza mundial por su devastadora quema es directamente proporcional a su simbólica historia y los embates del destino que esta edificación ha tenido que soportar.

Construida entre 1163 y 1345 por el arquitecto Maurice de Sully, la Catedral de Nuestra Señora se ha mantenido en pie en medio de distintas circunstancias. No solo reemplazó a un templo anterior, sino que simbolizó los cambios en las creencias y los cultos parisinos: según el sitio web Cultura Genial (observa en este enlace una descripción detallada de la arquitectura y los elementos que componen la catedral), la isla del Río Sena, donde ahora reposa Nuestra Señora, era un lugar de culto celta y romano, y hubo un templo dedicado a Júpiter. La cristianización trajo después la construcción de la iglesia de Saint Etienne y los nuevos tiempos impulsaron que luego se planifique Notre Dame.

Su primer embiste fue en el siglo XVII, durante el reinado de Luis XIV, cuando se destruyeron sus vitrales para reemplazarlos por decoración barroca. Pero en el siglo XVIII, la Revolución Francesa la convirtió en almacén de alimentos. Fue víctima de saqueos por parte de los revolucionarios e, incluso, se extrajeron las campanas para fundir el hierro y así hacer cañones. Pasó algunos años desatendida, hasta que en 1831, Víctor Hugo publicó Nuestra Señora de París y eso atrajo la atención nuevamente hacia Notre Dame. En 1845 se iniciaron los trabajos de reconstrucción a cargo del arquitecto Eugène Viollet-le-Duc y a partir de ese momento se han hecho algunas campañas de limpieza: en 1931 se limpió el hollín de la fachada, y otras dos en 1991 y en 2000. Sin embargo, en este año se planificó una temporada de reparaciones, incluida la revisión de la aguja central que aún necesitaba atención. Hasta que inició el incendio.

FUENTE: RT en Español

«Nos inclinamos por la teoría del accidente»

El fiscal público de París, Remy Heitz, dijo el pasado 16 de abril a Reuters que había 50 personas que estuvieron trabajando en la reconstrucción. A pesar de que esta edificación está hecha casi en su totalidad de piedra, su techo está sostenido por un armazón de madera, al que le llaman «El Bosque de Notre Dame». Este nombre se le atribuyó por el alto número de vigas que posee, pero principalmente porque cada una de ellas fue formada por un roble entero. Además, debido al proyecto de reparaciones, se había instalado un elaborado andamio alrededor de la aguja; dado que, según las investigaciones, el incidente se dio en esta zona, el armazón no tardó en verse envuelto en el fuego, lo que provocó que se debilitara y la aguja se desplomó después. 

7 colillas o un cortocircuito

En un principio, se presumía que un accidente con los químicos inflamables, propios de las obras, fue el origen del incendio. Sin embargo, el Semanario “Le Canard Enchaîné” asegura que la Policía de Francia encontró colillas en los andamios, siete de ellas. Existían consignas de seguridad relacionadas con la prohibición del consumo de tabaco en la Catedral, pero algunos obreros incumplieron las normas y admitieron que fumaban en la zona. Sin embargo, hay una teoría más.

Un glorioso antes, un triste después. FUENTE: Huffpost.

Un glorioso antes, un triste después. FUENTE: Huffpost.

Según una publicación de Diario Clarín, habría habido un desperfecto en una instalación eléctrica que conectaba con las campanas y que atravesaba el armazón de madera. No era improvisada, pero sí provisional pues, según Le Canard, se aprobó su uso en 2012 y nunca fue reemplazada, además de que el andamio para la revisión de la aguja se instaló sobre ésta.

La investigación sigue en pie. Notre Dame, también.

Conoce mejor la estructura de Notre Dame y su historia.

Be Sociable, Share!