«Nos levantaremos»

Condiciones atmosféricas perfectas para la destrucción. El 20 de septiembre de 2017, el huracán María volaba con vientos de hasta 200 millas por hora y con la etiqueta de ser categoría 4 en la escala Saffir-Simpson. A un poco más de las 6 de la mañana, entró por Yabucoa e inundó a Puerto Rico con alrededor de 40 pulgadas de agua. Muchos ríos se salieron de su cause y las olas de 25 pies de alto cayeron tierra adentro.

Después, llanto y oscuridad. Nunca, en 80 años, Puerto Rico había sufrido una fuerza tan devastadora. Miles de casas cedieron y el 100% de la población perdió la luz eléctrica. Solo once meses después el servicio quedaría restablecido en una parte de la isla. Aunque la ayuda llegó poco a poco, las críticas al gobierno de Donald Trump por la respuesta inadecuada que dio a la situación le recordaban constantemente que éste era un estado parte de su nación.

 

Be Sociable, Share!